dom. Sep 15th, 2019

El día que Mauricio Macri tuvo su Plaza de Mayo. ¿Resurgimiento o despedida?

“Argentina, Argentina”, “Patria si, ladrones No”, “Sí se puede”, “Para Mauricio la reelección” fueron algunos de los cánticos más festejados por un mar de ciudadanos que inundaron las calles del centro de la ciudad de Buenos Aires y de las principales plazas del país. Masiva como el 1A, esta vez Mauricio Macri salió al balcón de Casa Rosada, notablemente emocionado, para gritar que “no todo está perdido”.

Pero, ¿quiénes estaban? ¿Los mismos de siempre? Los que anticiparon la llegada de Cambiemos, en el oscuro 2012, cuando la libertad de expresión, el fantasma de la reforma constitucional y la Cristina Eterna que deseaba La Cámpora y Diana Conti, y miles de personas se reunieron en una Plaza de Mayo en tinieblas a cantar el himno nacional. Lo recuerdo. Estuve allí. Fue masivo. Fue el comienzo de algo. Nadie sabe, realmente, qué significará el 24 de agosto del 2019. Lo cierto es que Macri tuvo, luego de la paliza electoral de las PASO, su 17 de octubre, su Plaza repleta, alentándolo a no bajar los brazos, pidiéndole un esfuerzo más y celebrándose a sí mismos.

Del Obelisco a la Plaza, miles de ciudadanos se fueron sumando a la convocatoria realizada por usuarios de las redes sociales que, en los últimos tiempos el gobierno nacional ninguneó. Ni los funcionarios creyeron en el poder de la convocatoria. Sin aparato, sin micros, choris, prebendas, insultos ni pintadas. Sin sindicatos, organizaciones sociales, dirigentes, universidades ni corporaciones. ¿Si este no es el pueblo, el pueblo dónde está?, cantaban miles de voces invisibles que no encuentran espacio en los grandes medios de comunicación. Las cámaras de televisión, tan proclives a mostrar “la realidad” en cualquier conflicto social o manifestación de 100 piqueteros cortando una avenida, faltaron sin aviso.

El enojo hacia el periodismo marcaba la resignación de los manifestantes. El gobierno nunca supo comunicar sus ideas, proyectos, relato, herencia y sueños. Culposo, se mostró siempre a la defensiva. Del otro lado, su inmensa masa de votantes que se mantiene estable desde hace cuatro años soportó las chicanas, los reproches, los ataques e insultos de otra gran masa del pueblo, mucho más organizado, que le hizo la guerra a Cambiemos desde el minuto uno. Gran parte del establishment comunicacional reprodujo la estafa de que el pueblo sólo son los piqueteros, los sindicatos, las universidades y los organismos de derechos humanos. Son los mismos que repiten como loros que, cuando alguien les critica una afirmación en las redes sociales, se tratan de los “trolls de Marcos Peña”.

Macri tuvo su Plaza de Mayo repleta con los famosos “trolls de Peña” que resultaron tener cara, rostro, nombre y apellido y voz. Gritaron fuerte por el país, contra las mafias, el populismo y lo que significa Cristina Fernández de Kirchner. Pero sobre todo gritaron por un sueño: La Libertad, la Justicia, la República y la Democracia.

Están, existen, son. Aunque se los niegue, hay un tercio del país que resiste a la inminente nueva hegemonía peronista que, en los setenta se mató a tiros entre Montoneros y la Triple A, en los noventa fue liberal, en el siglo XXI estatista y se reinventó con Néstor Kirchner. En el 2019, tras los bolsos de José López, el autoritarismo de una familia gobernante y la estafa de la obra pública, se vende como lo nuevo encabezados por la ex Presidenta que se corrió inteligentemente para secundar a su ex jefe de gabinete que supo ser el más crítico de los críticos y que hoy se lo presenta como el moderado. ¿Qué diría Pepe Eliaschev de la última invención peronista?

@luisgasulla

3 thoughts on “El día que Mauricio Macri tuvo su Plaza de Mayo. ¿Resurgimiento o despedida?

  1. Como siempre, un señor periodista !. Excelente nota. Por mi parte , brego por que sea el resurgimiento del señor presidente. Gracias Luis Gasulla.

  2. Esta autoconvocatoria a mi al menos me dio una GRAN DOSIS DE ESPERANZA.
    Hoy más que nunca cada uno de los que queremos una REPUBLICA debemos trabajar diariamente para al menos conseguir el regreso de un voto de los que se fueron. Entre todos vamos a lograrlo.
    Vamos por un país más justo
    Vamos por la verdadera libertad de prensa
    Vamos por más justicia
    Vamos por el FUTURO DE NUESTROS HIJOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *