dom. Oct 20th, 2019

Exclusivo: Lo que piensa Marcelo D´alessio sobre la “causa Dolores” y su caída en desgracia.

“Van a ganar los K y no salgo más. Soy un muerto civil”. El que habla es Marcelo Sebastián D´alessio tras declarar ante el juez Julián Ercolini en Comodoro Py por una causa que lo investiga por haber inventado, supuestamente, una extorsión en nombre del fiscal Carlos Stornelli. Mientras tanto, en la causa que instruye el juez Alejo Ramos Padilla, no habla. ¿Por qué?

Según D´alessio porque “me apretaron”. Las denuncias contra el juzgado de Dolores no prosperaron, según la investigación realizada por el juez federal Marcelo Martínez De Giorgi. Actualmente, el falso abogado, se encuentra alojado en el HPC del penal de Ezeiza. Sólo sale a mirar las nubes en un pequeño patio interno lindante al pabellón psiquiátrico. No la pasa nada bien. Hace poco, según su relato, encontró un sobre con su nombre en el que le ofrecían un millón de dólares a cambio de “reflexionar sobre tu postura”. La última vez que pasó por Dolores estuvo medio día sin un vaso de agua. En el juzgado aseguran que esa información es falaz. Habría existido un encuentro a solas entre D´alessio y el juez Ramos Padilla. Sólo el abogado defensor del detenido, Claudio Fogar, habría estado presente. La reunión no terminó bien.

Programas de periodistas afines al kirchnerismo, tergiversando información sobre la declaración del falso abogado

Este portal tuvo acceso a la declaración completa de Marcelo D´alessio ante el juez Ercolini en la que despegó de sus prácticas extorsivas al fiscal de la causa de los cuadernos, Carlos Stornelli, explicó su teoría sobre “la cama” que abría sufrido por parte de Ricardo Bogoliuk en junta con el “chacarero” Pedro Etchebest y los supuestos aprietes que sufrió desde que está preso en Ezeiza.

Pero también entrevistamos, durante toda la semana, al entorno de D´alessio. Hoy lo visita, asiduamente, su esposa María Valentina Oettel, madre de sus dos hijos. Según los testimonios recogidos por PeriodismoyPunto, D´alessio cree que le armaron “una cama para cerrar los puntos flojos y oscuros de la corrupción K y salvar a la Reina”. La reina sería Cristina. ¿Cómo? Enchastrando a las investigaciones judiciales y periodísticas sobre los ex funcionarios y empresarios corruptos de la gestión anterior manchando a los testigos protegidos y arrepentidos. “Bogoliuk me hizo el entre con Etchebest prometiendo cargos en la AFI e insistiéndome que continúe con la “operación” cuando creía que “Pedro” me estaba caminando a mí” se confiesa D´alessio a nuestro confidente. ¿Existen pruebas? El falso abogado asegura tenerlas…

Sin embargo, más allá de lo que investigue Ercolini y Ramos Padilla a la vez, D´alessio quiere tocar sus contactos políticos. Pero no en el gobierno de Cambiemos sino en un hipotético nuevo ciclo kirchnerista de la mano de Alberto Fernández: “No soy lo que dicen, fui uno de los armadores de los negocios más importantes que hicieron con la energía desde ENARSA”. Pero los periodistas afines al kirchnerismo que tergiversan información de las causas judiciales y generan falsas verdades que los fanáticos cuantifican, no quieren saber nada con el pasado K de D´alessio. Del otro lado, tampoco quieren recordar su paso cercano a la gestión de Juan José Aranguren en ENARSA aunque haya sido sólo una semana. ¿Será cierto que en el 2013 D´alessio tuvo una reunión personal con la ex Presidenta Cristina Kirchner tal como él dice?

Con cada extorsionado por D´alessio, el falso abogado tiene una explicación de lo que realmente pasó. ¿Por qué creerle?

Según D´alessio amigos de Claudio Bisceglia, el ex corredor de TC, su mecánico personal y ex novio de la confidente de Lázaro Báez (Ver investigaciones periodísticas en INFOBAE de este periodista), querían comprar la firma petrolera OPS de Marcelo Cifuentes. Según su relato, él mismo se encargó de chequear esos balances comerciales y observar que estaba virtualmente fundida y estaban vaciándola girando millones de dólares al exterior. Para Cifuentes, lo que ocurrió fue una extorsión. Para D´alessio, el empresario K “ofreció plata para que cambie mi informe así la podía vender”.

Como si se tratase de Santos, Medina, Lamponne o Máximo Cossetti -Los Simuladores- , D´alessio hacía trabajos de “inteligencia” como si fuese un clásico e inocente detective privado. Pero, tras casi medio año preso, reconoce que se le fue la mano y que hacía “trabajitos” non sanctos. Pero que, en su última participación estelar, creyendo que tenía un visto bueno de alguien poderoso dentro del espionaje vernáculo, le “metieron el perro”. ¿Habrán compartido abogados familiares de Etchebest con Bogoliuk? ¿Cómo es posible que el sabuelo D´alessio fue engañado tan fácilmente? ¿Qué tendrá que ver Flybondi en esta historia?

Mientras intenta llegar a dirigentes políticos que, según él, volverán al poder en la Argentina, D´alessio se entristece cuando le mencionan los nombres de periodistas y conductores televisivos que lo promocionaban en los medios y que los consideraba sus amigos. Cree que su coequiper, Rolando Barreiro era un “pichi fabulador que declara en la justicia pavadas que escuchaba detrás de la puerta del despacho”. No entiende como un fiscal como Bidone está libre y él preso. Se considera un muerto en vida. En prisión, sólo cruzaba palabras con Alberto Samid pero ya no está. “Hoy todos dicen haber sido extorsionados por mí, hasta el jardinero de Cristina, es demencial” le confiesa a las personas que lo visitan.

Mientras tanto, la política y los servicios de inteligencia, desconocen a D´alessio mientras esperan que se resuelva el futuro electoral argentino.

Por Luis Gasulla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *