lun. Ago 19th, 2019

“En el peor momento de mi vida, Matías Lammens me dejó sin trabajo con mi nena en terapia intensiva”. La historia que el candidato del Frente de Todos quiso ocultar

En 2018 un puñado de portales de noticias contaron su historia, pero muy lejos de tener una gran repercusión mediática. Mía Mallia es una nena que vive junto a su familia en la prov. de Buenos Aires, con síndrome de Down y graves afecciones respiratorias y cardíacas. En medio de una terapia intensiva de Mia, Lammens obligó a renunciar de su puesto de trabajo de una de sus empresas a Carlos, el padre de la nena, por no tener mayor disponibilidad horaria para su labor.

Algunos sitios web como Real Politik y Agencia Nova relataron que el presidente de San Lorenzo y hoy precandidato a Jefe de Gobierno en la Ciudad de Buenos Aires por el Frente de Todos dejó sin trabajo a un padre con su hija en un estado desesperante de salud.  Hoy Lammens tiene mayor notoriedad por lanzarse definitivamente al campo político, hace pocos días se mostró con el candidato a presidente Alberto Fernández. ¿Qué sucedió después con la familia Mallia? Las autoridades de la empresa le habían prometido a Carlos recuperar su trabajo en cuanto la situación familiar y la salud de su hija se estabilicen. Nunca cumplieron.

El hombre fuerte del Ciclón lanzado a la política.

“Mi nena estaba en terapia intensiva y yo cumplía el horario hasta el mediodía y como yo no le servía porque no podía hacer más horas me despidió. Me hizo firmar la renuncia sino no me pagaba y yo tenía a mi hija muy mal y necesitaba el dinero así que firmé”, relató a Periodismo  y Punto el empleado de Ñuke Mapu (bodega y distribuidora de vinos, propiedad de Lammens).  Carlos se desempeñaba en la compañía manejando autoelevadores.

Carlos y su mujer luchan por su hija.

“Gracias a dios tenemos a mi nena en casa pero esta con internación domiciliaria y se alimenta por una sonda y hace 3 meses la operaron del corazón en la Fundacion Favaloro”, contó Carlos acerca del presente de Mía.

La familia enfrentó y denunció la burocracia de la Obra Social IOMA en un derrotero de reclamos que muy costosamente llegaba a los medios. Sin embargo, y aunque exista la posibilidad que el presidente de San Lorenzo pudiese ignorar los hechos, luego de publicarse en algunos medios, como Clarín, tampoco se dio por ´aludido´  para tomar riendas en el asunto, comunicarse con ellos o buscar alguna solución.

“Se abusaron de mi desesperación, si no firmaba la renuncia no me pagaban. Son malas personas y no les importa la gente. Me prometieron el trabajo de nuevo y no me lo dieron, se cansaron de boludearme. No estaba enterado que ahora es candidato”, afirmó Carlos a PyP.

¿Pudo desconocer lo sucedido? Lammens se muestra en los spots con una voz suave y “cara de bueno” en su intento por instalarse en la política junto al kirchnerismo, pero a su vez diferenciarse de él y buscar una presunta moderación. Se ´vende´ como dueño de Pymes y que ´empezó de abajo´, busca un perfil de humildad, despegándose de la política tradicional, construyendo una imagen del típico ¨outsider¨, como De Narváez, Trump, Macri o tantos otros que llegaron desde el mundo de los negocios.

Si no se enteró, y a pocos días de las PASO, tal vez sea un buen momento para dar alguna explicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *