sáb. Jul 20th, 2019

Las mentiras que comprometen al supuesto productor de Natacha Jaitt

¿Qué pasó en la madrugada del sábado con Natacha Jaitt? ¿Quiénes la acompañaban? ¿Quién le suministró la droga? ¿Quiénes seguían siendo sus proveedores cuando todos sabían que tenía un problema con las drogas? ¿Qué se hacía, realmente, en Xanadú? El increíble pasado del supuesto productor de Natacha Jaitt: trabajó junto a Biondini, reconocido dirigente político pro nazi.

Ulises Jaitt, hermano de la difunta modelo Natacha Jaitt, dice no conocer a Raúl Velaztiqui Duarte, el supuesto productor artístico de su hermana. Velaztiqui es el único detenido en la causa que investiga la muerte de la denunciante mediática y judicial de una red de trata relacionada con el club Atlético Independiente. El productor comenzó a escribirle insistentemente para reencontrarse con ella días después que la mediática denunciase, a comienzos del 2019, haber sido violada por dos personas del Municipio de Merlo. Velaztiqui es vecino de Pablo Yotich, uno de los denunciados por Jaitt.

“Por miedo”, el productor artístico, mintió, según confesó ante los fiscales Sebastián Fitipaldi y Diego Calegari. La mentira en su declaración lo llevó a la detención. Pero ¿sólo mintió?. También escondió durante algunas horas el celular de la difunta mujer. La hipótesis de que alguien manipuló el teléfono que, para activarse necesita ser apoyado por la yema de un dedo de su titular, cobra fuerza. ¿Lo hicieron cuando Jaitt ya estaba sin vida? ¿Qué mensajes deseaban borrar de su celular?.

Todo es posible. Solo conocemos una versión. Que Jaitt fue a una reunión de trabajo que duró casi seis horas y terminó accediendo a tener sexo con el dueño del lugar, Gonzalo Rigoni, pero que no lo tuvo pues “se durmió”. A pesar de contar con numerosas cámaras de seguridad, en los momentos claves de los relatos de los cinco protagonistas de la historia, no hay registros fílmicos. En sus declaraciones, todos coinciden en que casi no sabían quién era Jaitt. O todos ellos viven en Marte o faltan a la verdad. Aseguran que consumieron cocaína, LSD -según el testimonio de Monsalvo, la joven prostituta de 19 años- que su amigo “Voltio” “la quería ayudar a ganarse unos pesos”. 

¿Alguno de ellos sabía el riesgo que significa para Jaitt consumir cocaína? Dicen que no. Sin embargo, en los medios nacionales, un mes atrás, se publicó las drogas legales que ingería la modelo y sus riesgos de vida. Si llegó “puesta” como dicen los declarantes  -excepto Monsalvo- ¿qué responsabilidad tiene el productor de exponerla de esa manera? Velaztiqui diría que él no vio droga alguna. ¿Quién miente?.

Xanadú era el nombre del palacio del Ciudadano Kane, la película homónima de Orson Welles que todo estudiante de periodismo debería ver antes de ejercer esta bendita profesión. Xanadú significa misterio, lujo y exuberancia. Todo eso junto estaba presente en el completo de Villa La Ñata en la localidad de Benavídez.

Sólo tres meses antes de la muerte de Jaitt, el lugar fue formalmente habilitado por el municipio de Tigre. Fuentes consultadas dentro del municipio aseguran que el lugar “es un antro de joda, droga y prostitución”. Su apertura fue cuestionada. “Es un lugar de lavado de droga”, “un falso salón de fiestas”, “droga y puterío” sostienen. Débora Villalba firmó la habilitación, hace poco tiempo estaba en el municipio. Rigoni tiene nexos con el municipio, tal es así que se ofreció a prestar el salón para eventos.

Biondini, dirigente político neonazi.

 

Gasto de campaña 2009.

“No me voy a suicidar, no me voy a pasar de merca y ahogar en una bañera, no me voy a pegar ningún tiro”, escribía Natacha Jaitt el pasado 5 de abril de 2018 a través de su cuenta de Twitter generando una reacción de descreimiento absoluto en las redes sociales al periodismo, en general, tras conocer su la noticia de su muerte.

Estrategias Promocionales. El DNI de Velaztiqui Duarte en los registros de los gastos de propaganda del partido de Biondini.

¿Qué es lo que necesitan ocultar los dueños de Xanadú?. Por si fuera poco, la productora de Velaztiqui trabajó con Alejandro Biondini en la campaña de 2009. Biondini reivindica al nazismo en la Argentina. Los ingresos de Velaztiqui no guardan relación con los egresos. Gasta mucho más de lo que gana. ¿De qué vive realmente?.

Por Luis Gasulla

@luisgasulla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *