dom. Sep 15th, 2019

Traición a la patria de Cristina: un proceso sin precedentes

El juez Bonadío lleva una causa en la que se investiga la comisión del delito de traición a la patria por parte de Cristina Fernández de Kirchner, Héctor Timerman y los diputados y senadores que aprobaron el denominado “MEMORANDUM DE ENTENDIMIENTO ENTRE EL GOBIERNO DE LA REPÚBLICA ARGENTINA Y EL GOBIERNO DE LA REPÚBLICA ISLÁMICA DE IRÁN SOBRE LOS TEMAS VINCULADOS AL ATAQUE TERRORISTA A LA SEDE DE LA AMIA”.

Dicha causa ha recibido un fuerte impulso en los últimos días, al punto de que el magistrado interviniente requirió al Juez Rafecas el desarchivo y remisión de la causa que le costara la vida al Fiscal Nisman.

¿En qué se fundamenta la investigación por el delito de traición?

La Sala I de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional Federal, en su fallo de fecha 14 de mayo de 2014, declaró la inconstitucionalidad del Memorandum. La decisión, fundamentalmente, se basó en dos aspectos ilícitos del acuerdo:

En primer lugar, el Memorandum condicionaba las potestades de la Justicia argentina, del Ministerio Público Fiscal argentino y el derecho a la jurisdicción de las víctimas.

En segundo lugar, la creación de la denominada “Comisión de la Verdad”, sin establecer plazo alguno para cumplir su cometido, consagraba jurídicamente la dilación “sine die” de la causa.

El Código Penal, en sus artículos 214 y 215, sostiene que cometen delito de traición a la patria quienes prestan cualquier ayuda o socorro a enemigos de la Nación, e incluye como modalidad específica de este delito, la conducta consistente en ejecutar un hecho dirigido a menoscabar la independencia de la Nación.

En relación a lo dicho, no debe perderse de vista la existencia de imputados por el atentado a la AMIA que eran funcionarios de la República Islámica de Irán, al tiempo de cometerse el hecho, y tampoco debe olvidarse que, con posterioridad, Irán protegió a dichos funcionarios. En definitiva, Irán es responsable del atentado que investigara el Fiscal Nisman y es, por tanto, un enemigo de la Nación Argentina.

Resulta evidente, entonces, que la ex Presidente de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, el ex canciller Héctor Timerman, así como los diputados y senadores que votaron favorablemente el Memorandum, deben ser investigados por colaborar con un estado agresor, al suscribir un acuerdo que condicionaba la independencia argentina, limitando y dilatando su capacidad de investigación y sanción, de un crimen de lesa humanidad cometido por el estado iraní.

Los detractores de esta interpretación de los hechos sostienen que no habría delito porque el Memorandum al no ser aprobado por la República Islámica de Irán, nunca llegó a tener vigencia. La realidad es que para estar incurso en este delito sólo se requiere prestar ayuda al enemigo, sin que importe si tal colaboración finalmente se concreta en algún beneficio para este último. Tal como lo establece el art. 215, basta con un hecho dirigido a menoscabar la independencia de la Nación. No hay duda alguna que la ayuda se prestó, y que quedó en manos de Irán poner en vigencia un acuerdo que perjudicaba la soberanía argentina. En definitiva, el estado argentino quedó condicionado a una eventual decisión externa de una nación agresora.

Es ésta la imputación más grave que pesa contra el kirchnerismo. La imputación que engloba a más funcionarios (172, si contamos a la ex presidente, el ex canciller y los 131 diputados y 39 senadores que votaron el Memorandum) y que puede terminar en prisión perpetua para todos ellos. Más aún, quizá estemos ante el proceso judicial más importante de nuestra historia, luego del Juicio a las Juntas.

 José Lucas Magioncalda, autor de una de las dos denuncias que dieron lugar a la causa contra CFK, Timerman y legisladores que aprobaron el Memorandum

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *