vie. Oct 18th, 2019

Reportaje exclusivo: Héctor Ricardo García, el hombre que sobrevivió a 1001 traiciones

A los 83 años, el periodista creador de alguno de los medios más importantes de la historia argentina respondió a todo. Los aprietes de los hermanos Olmos, la relación con su ahijado Bonavena, las estafas en la AFIP y la historia de cómo un gobierno quiso quedarse con un canal de televisión. Crónica de un hombre que sobrevivió a mil y un traiciones. Documento histórico luego de años de silencio, García aceptó ser fotografiado y contó su verdad. 

Ingresar al histórico canal de televisión Crónica TV no es tarea sencilla. Menos aún, cuando del otro lado nos espera su histórico fundador, Héctor Ricardo García, un sobreviviente a los aprietes del kirchnerismo. Cuentan sus allegados que todo comenzó cuando Juan Carlos Blumberg llenaba con velas las plazas de Buenos Aires. El gobierno de Néstor Kirchner comenzaba a conformar su hegemonía basada en el control de la calle, merced a su alianza con los sindicalistas encabezados por Hugo Moyano, el mediático por su alianza con el Grupo Clarín y con “los buenos” representado por los artistas, dirigentes de movimientos sociales y de derechos humanos. “Crónica es el canal del pueblo, tiene que volver a los trabajadores” decía Néstor Kirchner y García, que venía apostando por el santacruceño desde antes de su elección con el 22% de los votos, se sentía identificado por ese seductor discurso.

Pero detrás de un ideal había un negocio. Las cuentas del canal las manejaba su ahijado político, el hijo del célebre boxeador Ringo Bonavena. Allí aparecía la banda de los estafadores de certificados truchos de la AFIP encabezada por Adrián Gago –procesado por Norberto Oyarbide-, Miguel Ángel Lamparelli y el futuro líder de Hinchadas Unidas Argentinas, Marcelo Mallo. Alguien acercó el cliente Crónica TV y García terminó preso, en una singular causa judicial, por evasión de impuestos. Muerto Néstor, los aprietes se agudizaron. El “vamos por todo” implicó limpiar al creador de Crónica TV de su propio canal de noticias. García tuvo que entregar el diario mientras veía como el “periodismo militante” se apoderaba de la pantalla de los carteles rojos. Horas antes de concertar la demorada entrevista, a García lo denunciaron por agresiones pues, un empleado de seguridad del canal no quiso permitirle el ingreso. El hombre de 83 años le dio una palmada en el rostro. Realismo mágico.

El gremio de los empleados de televisión, cooptado por el anterior gobierno, culpó de la quiebra del canal a su fundador. García respondió con una solicitada y agudizando su batalla judicial ante Máximo Astorga, Juzgado Comercial Nº15. Los hermanos Olmos, vinculados a la Unión Obrera Metalúrgica, le compraron su avión Lear Jet 31 –LV YMB por 1.500.000 dólares pero la primera cuota se perdió en el camino. Así lo denunció García. A ese avión se subieron varios ex funcionarios del kirchnerismo en plena campaña electoral 2015. Para el hombre que sobrevivió al secuestro del ERP y a la dictadura más sangrienta de la historia argentina, se trata de una muestra más de la impunidad de Raúl y Alejandro Olmos. Pero el gobierno cambió. Los vientos de cambio no llegaron a Crónica TV.

Tras el ACV que sufrió, García prácticamente perdió el habla. Sin embargo, aceptó responder todas las preguntas, levantó su pulgar en reiteradas ocasiones, se sacó fotos con este cronista, tomó su vieja máquina de escribir Olivetti y no paró hasta responder cada una de mis dudas. Aquí sus respuestas.

¿Qué significó para usted Crónica?

“Otro hijo que, supuestamente, no puedo ver por “descarriado”. Ver los “pastores” y chicas sorteando billetes, más un “periodista” que no conoce nadie. Así toda la noche; el canal de noticias quedó en el olvido.

¿Qué amenazas recibió? ¿De parte de quien?

De los que alquilaron el primer piso –Estrellas Satelital-. Me hacen la vida imposible; me cortaron los teléfonos, echaron a mi secretaria, me robaron, violentaron puertas (y escritorios), digitan quienes pasan a verme (en mi edificio que tengo desde 1963), sin aire acondicionado, sin agua caliente, desconocen a mi apoderado (vino la policía, a mi pedido, el martes 9), sacaron un “móvil” de mi garaje, etc. Del Presidente de “Estrellas Satelital” que lo denuncia a la Justicia, otros no dan “la cara”.

¿Quiénes son los hermanos Olmos? ¿Cómo nació ese contacto con usted?

Raúl y Alejandro Olmos, existen. Llegaron al periodismo y a la televisión sin saber nada. Me los presentó Susana Irene Castello después de ocho meses privado de mi libertad (me absolvieron) y “les regalé” el diario después de la prisión. Castello era gerente del canal, nos habíamos conocido a finales de la década del ´80, cuando lancé Teledos (ella trabajaba con Irusta Cornet que tenía la licencia del canal de La Plata –actual América TV- pero no tenía la plata). Hice un éxito.

¿Cuál cree que es la relación entre la UOM y el cristinismo?

No lo sé. Una vez vino Jorge Álvarez (Presidente de “Estrella Satelital”) y me recriminó una nota, yo dirigía el canal. Era sobre los apagones: me dijo “vamos a tener problemas” (con el Ministro Julio De Vido). Ahora quienes dirigen el canal, puestos por los Olmos, “van corriendo a entrevistar a la gente sin luz”. Cambió el canal, ahora es opositor.

¿Cómo nació su relación con el hijo de Bonavena? ¿Siente que lo traicionó?

Yo era muy amigo del padre, que todos los biógrafos coinciden en que “lo inventé yo”. Me “lo dio” como ahijado (tengo seis padrinazgos). Trabajó conmigo y si me traicionó “no me di cuenta”.

¿Quiénes siente que lo traicionaron?

Muchos pero puedo dar nombres. En la vida estamos y tengo un pensamiento que reza “quienes me perjudican (otra palabra) le pasa algo”. Y no es un pensamiento; es la realidad.

¿Cómo era el manejo de la pauta publicitaria?

Sin sobresaltos. Éramos el canal de noticias más visto. Ganamos 8 Martín Fierro seguidos.

¿Cuál es el estado comercial del canal hoy?

Lo ignoro. Y los libros de contabilidad no me los dan (García es dueño formal del 49% de las acciones de la empresa). Apelo a la justicia para que pongan un “interventor judicial”.

¿Por qué la pauta publicitaria se tercerizaba a través de Artesanías Ring?

Nunca la productora de Bonavena “tercerizó” una cuenta; administraba el canal con su empresa Administradora Ring, como hicieron los Olmos desde hace años (abril del 2011).

¿Quién lo traicionó para terminar preso?

El canal tenía un “peso poderoso”. Alberto Pierri comiendo con él en prisión me dijo: “lo extraño es que sin una orden de arriba manden a procesar y a la prisión al dueño de un diario y de un canal”. La historia la publiqué en mi libro “La culpa la tuve yo”.

¿Conoce que existía un grupo de estafadores como Adrián Gago, Lamparelli e incluso Marcelo Mallo que falsificaba certificados de la AFIP como los del grupo Crónica?

A Adrián Gago, sí. Me lo presentó Bonavena Gago me estafó en varios millones. Era quien aparecía en nombre de “Tordiva SA”.

Su diario fue censurado por varios gobiernos, ¿alguna vez pensó terminar así?

Crónica fue el diario más perseguido de la Argentina. Estuvo un año clausurado por defender a las Islas Malvinas. Las persecuciones a mi diario las conté en mi último libro.

¿Cuáles son sus proyectos a futuro?

Estoy en la última etapa de un nuevo canal.

Seguramente dará que hablar. Los periodistas argentinos lo esperamos con ansias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *