sáb. Ago 24th, 2019

Quién es la vecina menos pensada de Cristina en Recoleta

La estadía de la ex-presidenta en el barrio de Recoleta provocó que grupos de La Cámpora se acerquen al domicilio a brindarle su apoyo, en el marco de las crecientes causas judiciales que enfrenta. Provocó un caos de bombos, ruidos, gritos, venta de merchandising peronista y curiosos, una invasión total que sepultó la calma de la zona. Los vecinos no están contentos y sostienen que la actitud de los camporistas es de confrontación y falta de respeto. El exclusivo edificio, situado en Uruguay 1306, tiene otra entrada por la calle Juncal 1411. Una de sus propietarias quiere vender pero se le dificulta por estos días. Su opinión sobre la ex-mandataria.

El refugio en “Recogrieta”de Cristina es en el 5 piso, tiene 392 metros cuadrados. Lujo, confort, y 80 años de antigüedad. Lo compró Néstor Kirchner en 1999 bajo el régimen de la convertibilidad. Una de sus vecinas, Ximena, que pidió no revelar su identidad completa, tiene a la venta su departamento. Con respeto, sin odios, tiene una visión muy crítica de Cristina: “Nos enfrentó a todos en la sociedad”, sostiene. “No es que lo vecinos no la quieran a ella, sino todo lo que genera, hay otro modo de manejarse”.

Los dolores de cabeza se suman: no puede vender y la “revolución imaginaria” que trajo la ex-presidenta a Recoleta provocó un impasse en esas intenciones de venta, por el riesgo que multitud de curiosos se acerquen sin control. Durante los últimos años, Ximena participó en las manifestaciones que se dieron contra el Gobierno K, pidiendo justicia independiente y el fin de la corrupción.

Según la revista Noticias, otro de los ocupantes del departamento VIP es Osvaldo de Sousa, hermano de uno de los dueños del Grupo Indalo

Cristina Kirchner, que afronta la causa “dólar futuro”, entre otras, desliza su cabellera rojiza y baila en el balcón, del otro lado una pasión irrefrenable e irracional la aplaude. Entre todo el caos de fe y “aguante” sin condiciones a “la jefa”, algunos, en silencio, tienen otra visión de país, historias perdidas de la ciudad de Buenos Aires, esperando ser contadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *