vie. Oct 18th, 2019

Cristina usó fondos públicos sin declarar para buscar ovnis

No es ficción. Es parte del relato K olvidado detrás de mega escándalos de corrupción. Tal vez sea por ese motivo que muy pocos saben que en 2011 el Gobierno de Cristina Kirchner creó una Comisión para el Estudio de Fenómenos Aeroespaciales (CEFAE), que depende de la Fuerza Aérea. Después de más de 4 años sin datos oficiales, nadie sabe cuánto dinero se gastó para buscar nada: la comisión – casi – no funciona. El escandaloso informe final de CEFAE antes de terminar el ciclo kirchnerista. La debacle de la Fuerza Aérea Argentina dedicada a buscar fantasmas en el cielo.

A mediados de 2011 se formó un grupo de investigadores representando al Estado Nacional para abordar científicamente el fenómeno OVNI, a nivel oficial se reconocía la necesidad de estudiar los crecientes avistamientos de objetos voladores no identificados sobre el cielo argento. Curiosa noticia, al menos en relación a nuestra historia en este campo, más allá de las locuras – o no – de Fabio Zerpa, el hombre que dedicó su vida a buscar a los “hombres grises”. El anuncio fue con bombos y platillos. Prometía estar integrada por técnicos del Servicio Meteorológico Nacional, ingenieros, pilotos, técnicos en radar, expertos informáticos y geólogos. Un ejército de especialistas. ¿Cuánto dinero se destinó para pagarles?.

Silencio. El primero en dirigir la CEFAE fue el Capitán Mariano Mohaupt, más cercano a ser un personaje de la célebre historieta “El Eternauta” que un militar a cargo de un estudio científico. De diálogo cortante y cerrado, duró poco en su cargo. Lo reemplazó el comodoro Guillermo Aloi y luego un oficial retirado de la FAA, Rubén Lianza. Lo cierto es que ante las escasas notas periodísticas brindadas por los integrantes de aquella extraña comisión, los interrogantes aumentaron entre los aficionados e interesados del fenómeno: ¿qué era lo que hacían, por qué no presentaban ningún documento analizando fotos, testimonios o videos?. ¿Qué buscaban y con qué presupuesto?. “Cuándo haya algo que comunicar, lo vamos a comunicar”, me alcanzó a decir vía telefónica, hace ya 3 años, el infranqueable Mohaupt. Jamás hubo nada que comunicar, hasta ahora.

En Diciembre de 2015 se publicó el primer informe de la CEFAE, después de 54 meses de misterio y de no presentar la mínima evidencia de trabajo o actividad. El escueto documento PDF de 12 páginas (adjuntado al final de nota), sin firmas de nadie, ofrece el resultado final…10 casos. Diez (10) casos de avistamientos estudiados en más de 4 años, observados desde Noviembre de 2014 a Noviembre de 2015. No explica qué hicieron todos los años anteriores. El informe casualmente sale a la luz antes de finalizar el ciclo K. Para ejemplificar, el Proyecto Libro Azul en EEUU abordó desde 1947 a 1969, fecha en que concluyó el proyecto, 12.618 casos.

El estado de las aeronaves de la FAA es deplorable y sin una modernización adecuada, tienen una baja capacidad de combate. Para colmo, una parte de la FAA se dedica a buscar algo que aún no puede explicar ni transparentar.

Estará por verse si estos buscadores de platillos volantes pueden sobrevivir a la purga macrista de despidos en el Estado para continuar indagando sobre los misterios del universo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *