Mar. Nov 30th, 2021

Kicillof se comió a los pobres. Mano a mano con Turtora en el Centenario

La curiosa convocatoria era a las 16 hs en el barrio de Caballito, sobre un escenario montado dentro de Parque Centenario, a metros de la Avenida Díaz Vélez. El ex Ministro de Economía y actual Diputado Nacional por el FpV llegó acompañado de Mariano Recalde (ex Presidente de Aerolíneas Argentinas) y Gabriela Cerruti (legisladora). Ante un fanatismo propio de la militancia K, el clima era más parecido a un recital de rock que a una clase de economía o charla vecinal. Axel Kicillof profundizó sobre el estado actual de las reservas del Banco Central, sobre el dólar y la devaluación, y el supuesto índice de desocupación.

Entre el grito de «volveremos», el furtivo público K levanta la mano con la clásica V de la victoria. Me siento un infiltrado. El objetivo es acercarse al ex Ministro para preguntarle definitivamente cuántos pobres hay en Argentina, la cifra real de la inflación y desocupación. Misión – casi – imposible. Kicillof llega 40 minutos tarde vestido con ropa informal y tomando agua mineral a sorbos. «Acá quieren imponer un pensamiento único», son las primeras palabras que alcanza a esbozar. Algo más que risueño, teniendo en cuenta que el Gobierno kirchnerista intentó instalar el pensamiento sin espacio a cuestionamientos durante 12 años. El calor doblega al Diputado del FpV y hace pausas para tomar aire y agua. «Se devaluó un 40%, nos hicieron creer que ese era el único camino». Defendió la supuesta fortaleza de las reservas y aseguró que el macrismo no contabilizó el swap (contrato financiero con China) y repitió que la cantidad de dinero del Banco Central es «normal» comparando con estándares de la región. «Ojalá me equivoque», aclaró el ex Ministro en relación a sus apocalípticos pronósticos y destacó que dejaron al país con «5 % de desocupación». Aunque estudios privados desmienten categóricamente este número y sitúan a Argentina con altas tasas de desempleo. En el cierre, el descontrol por lograr una foto con «Kici Love» es total y la pregunta sobre indicadores de pobreza queda en la nada. Y además, ausente en su oratoria.

 

Con dificultades, me acerco a Recalde. En este video de 30 segundos, el dirigente de La Cámpora ningunea a Isela Constantini, la nueva Presidenta de Aerolíneas Argentinas, ante la pregunta de su opinión sobre ella: «Los proyectos son más importantes que las personas».

Propuesta original, sí. Pero con datos dudosos de la situación socio-económica, exacerbación militante y nula autocrítica. Así fue la «clase abierta» del joven economista, el héroe de La Cámpora peleado con la realidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *