mar. Feb 19th, 2019

UN NUEVO REPOSO. EL ACUERDO MACRI – PICHETTO PARA LA DESIGNACIÓN DE UN JUEZ QUE FALSEÓ SU CURRICULUM

En pleno kirchnerismo, la oposición (hoy gobierno) se había opuesto con fuerza a la nominación de Daniel Reposo como Procurador General de la Nación. Uno de los motivos: el falseamiento de datos de su curriculum vitae. El aspirante al cargo había consignado haber disertado junto a Ban Ki-Moon, en ese entonces Presidente de las Naciones Unidas, lo cual fue desmentido por el organismo internacional. En su defensa, Reposo alegó que todo se trataba de un “error de tipeo”. El recuerdo de este antecedente, obedece a que el fantasma de Reposo se extiende hoy sobre Cambiemos. El nuevo caso de un magistrado “flojo de papeles”. La presentación de la ONG Ciudadanos por la Calidad Institucional al Presidente Macri.

En efecto, en los últimos meses se ha desatado una disputa dentro de la coalición oficialista. Sucede que producida una vacante en la estratégica Cámara Nacional Electoral, el Presidente Mauricio Macri, en acuerdo con el peronismo, se encontraría a punto de elevar al Senado el pliego del tercer integrante de la terna en el orden de mérito. Se trata de Hernán Ricardo Goncalves Figueiredo, quien presentó un curriculum al Consejo de la Magistratura, sosteniendo que era Profesor Titular y Profesor Invitado de la Universidad de Buenos Aires, así como también Profesor Titular de la Universidad Nacional de San Martín. Ambas entidades académicas negaron que dichos antecedentes se ajustaran a la realidad. 


Un juez “flojo de papeles”.

Lo dicho, fue expuesto por la entidad Ciudadanos Libres por la Calidad Institucional al Presidente de la Nación, en una nota dirigida al primer magistrado el pasado 5 de febrero, en la que se expresa que “las denominaciones de los cargos docentes en las universidades nacionales se encuentran claramente establecidas en las normas. Por esa razón, cuando se habla de ´Profesor Titular´, se lo hace de quien ha concursado para obtener dicha designación. En consecuencia, aludir a ese tipo de cargos cuando no se los detenta resulta una conducta inadmisible, en cualquier ciudadano, pero más aún, en aquel que pretende ser Juez.”

Por su parte, integrantes de la Unión Cívica Radical y de la Coalición Cívica advierten al Presidente sobre la conveniencia de designar en la Cámara Nacional Electoral a la candidata Alejandra Lázzaro, no sólo por ser la primera en la terna, sino también por su condición de mujer, recordando a quien quiera oírlo, que jamás una dama integró el mencionado tribunal.

Si bien los partidos aliados del Presidente se oponen a la designación del “Reposo de Macri”, es llamativo que ese cuestionamiento no se realice, desde dichos sectores partidarios, con un contundente argumento de peso institucional, como lo es la presentación de un curriculum con datos cuestionados, realizada por el último de la terna, Goncalves Figueiredo. En cambio, y tal vez para proteger al Presidente, se recurre a los argumentos meritocráticos y de género, orientados a sostener a la primera candidata de la terna.


La terna según orden de mérito: Lazzaro, Bejas y Goncalves F

Está más que claro que la designación en cuestión está generando conflictos que no han generado otras designaciones de jueces, donde también podrían haber existido reclamos basados en la cuestión de género o en el mérito. Y ello se debe al carácter estratégico de la Cámara Nacional Electoral, que tiene a su cargo la resolución de conflictos relacionados con los comicios, con las internas de los partidos políticos, y con el controvertido tema de la financiación de las campañas electorales.

Sobre este último punto, basta recordar que, según informó recientemente Chequeado.com, “la Justicia electoral rechazó las rendiciones de la mayoría de las alianzas que participaron en las elecciones presidenciales de 2015. En julio de 2017 la jueza porteña con competencia electoral María Servini de Cubría, desaprobó los informes financieros de campaña de Cambiemos (que llevó como candidato a presidente a Mauricio Macri), el Frente para la Victoria (Daniel Scioli), Unidos por una Nueva Alternativa (Sergio Massa) y Compromiso Federal (Adolfo Rodríguez Sáa). Los únicos aprobados fueron los del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (Nicolás Del Caño) y Progresistas (Margarita Stolbizer). La Cámara Nacional Electoral dispuso meses más tarde que se profundizara la investigación y las rendiciones están nuevamente en manos de Servini.”

En este contexto, pareciera que un juez flojo de papeles y que le deba un gran favor al establishment político, sería más proclive a evitarle a los principales líderes, los problemas judiciales que se avecinan, relacionados con la pasada campaña presidencial y los que seguramente traerá consigo la de 2019. De ahí que los sectores institucionalistas de Cambiemos, rechacen fuertemente el acuerdo Macri-Pichetto, aunque públicamente  -y al menos por ahora- lo hagan de modo diplomático y sin mencionarlo directamente.

Presentación de la ONG Ciudadanos Libres por la Calidad Institucional a cargo de José Luis Magioncalda al Presidente Macri: http://ciudadanoslibrespci.blogspot.com/2019/02/el-reposo-de-macri-candidato-juez-que.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *