La trama oculta de las cuevas, prestanombres y evasión de Fútbol para Todos y de la obra pública K

Cómo funcionaba la red de financieras, cuevas y mayoristas que evadían impuestos a través de sociedades agropecuarias “fantasmas” que recibieron millones de la obra pública K, Sueños Compartidos, negocios de la efedrina y Fútbol para Todos. Documentos exclusivos.

“En una oportunidad llegué a firmar cinco talonarios de cheques en blanco. Me llevaban los papeles y yo firmaba, después iba al Banco Provincia y antes de cobrarlos, los llenaba con los datos que me indicaban en un papelito”. En la tercera temporada de la miniserie norteamericana Fargo, Emmit Stiussey, interpretado por Ewan Mc Gregor, es el dueño de una cadena de estacionamientos en Minnesota que encuentra en V.M. Varga a un inversor inesperado que terminará obligándolo a firmar miles de documentos para convertir a su empresa en una multinacional con propósitos ocultos. Christian Ariel Terdjanian declaró ante la justicia cómo llegó a presidir dos agropecuarias durante el 2007: Cabaña Agropecuaria Del Zonda y Agropecuaria Monte León sin saber lo que es un poroto o un girasol. Fanático de Racing y DJ, Terdjanian no era dueño de una empresa como el ficcional Stiussey pero firmaba lo que le pedían a cambio de una mejora en su sueldo como cadete. PeriodismoyPunto accedió a la documentación que acredita la relación laboral. Ese año Terdjanian ingresó a Propyme, financiera ubicada en el microcentro, manejada por Emilio Eduardo Gutiérrez y Guillermo Greppi. A fines del 2016, el juez penal económico, Javier López Biscayart, los procesó a todos por evasión tributaria agravada. Sólo por esas dos agropecuarias se evadieron 210 millones de pesos y se descargaron cheques de Sueños Compartidos, Fútbol Para Todos y más de cien empresas. Otro dato sugestivo: Gutiérrez había conocido de joven a Ricardo Echegaray en el Liceo Militar de Ensenada.

PeriodismoyPunto

“No toqué un cheque del fútbol” me aseguró Greppi en varias oportunidades. Otro ex empleado de la financiera que conoce a sus dueños desde mediados de los años 90 cuando paraban en el Café Tabac –Coronel Díaz y Avenida del Libertador- para montar una mesa de dinero ambulante, recuerda haber ingresado a Casa Rosada “con los fajos de billetes cargados entre las piernas”. La fuente asegura que había semanas en las que llegó a retirar “30 millones del subsuelo del Banco Nación”. En Casa Rosada los esperaban los empleados de Carlos Liuzzi, ex número 2 en la Secretaría Legal y Técnica de Carlos Zannini y el responsable de frenar un allanamiento a la financiera Propyme, un 19 de diciembre del 2013. El propio juez, Norberto Oyarbide, admitió haber dado un paso atrás porque había recibido el llamado de Liuzzi.

Organismos descontrolados

El programa Fútbol Para Todos manejó 6000 millones de pesos que los clubes cobraban, por los derechos de la televisación de los partidos, en cheques emitidos por el Estado Nacional a cobrar a 90 días. A pesar de que el INDEC de Guillermo Moreno decía que la Argentina tenía menos pobres que Alemania y que la inflación era un invento periodístico, los dirigentes del fútbol como los contratistas de la obra pública no creían ese cuentito y necesitaban el efectivo inmediato. Las cuevas ofrecían dinero cash pero con elevadas tasas de redescuento que representaban un 40% de pérdida para los clubes. En el subsuelo del Banco Nación llegaban semanalmente los cadetes de las cuevas a obtener el efectivo. Juan Carlos Fábrega dirigía el Banco Nación y Eduardo Emilio Dobalo autorizaba el cobro de los cheques por pequeños montos para no llamar la atención.

En la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario –ONCCA-, la familia Kirchner, había nombrado a Juan Manuel Campillo, conocido en Santa Cruz como el primer valijero K e investigado, recientemente, por lavado de activos tras la dudosa muerte de su ex pareja, el diseñador Carlo Di Doménico. Las agropecuarias pagaban un ínfimo impuesto al cheque. El INAES – Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social- se llenaba de militantes políticos. Hasta el 2013, en los primeros diez años kirchneristas, se crearon 13.868 cooperativas. Esto significa el 76,34% del total de cooperativas y mutuales inscriptas en toda la historia de nuestro país. El negocio era redondo. Como la pelota.

Más nombres

No sólo pasaron cheques del programa Fútbol para Todos por las agropecuarias vinculadas a Propyme y a los hermanos Schoklender con Sueños Compartidos, sino también por Corretajes del Sur, Karam Propiedades, Cooperativa Cemento del Salado, Mutual del Agro, Préstamos SA, Mutual de la Asociación de Abogados de 9 de Julio, Unicred Cooperativa, Orión Cooperativa, Abakon o Maxifarm vinculada con Raúl Moneta y The Old Fun, sociedad investigada en la escandalosa compra de Ciccone por el círculo íntimo de amigos del ex vicepresidente Amado Boudou.

“Kirchner fue el que mejor representó nuestros intereses. Conocía el negocio como nadie. El país necesita liquidez, del efectivo, de nosotros” se confiesa uno de los cueveros emblemáticos de la década pasada que quiso continuar sus negocios con el gobierno de Cambiemos. “Sólo es necesario avidez, paciencia y un par de contactos”, concluye. Manuel Camet, empleado de Sueños Compartidos, que también prestó su nombre en la sociedad Construcciones Calificadas, le ordenaron dónde debía descargar los cheques que el Estado le emitía para construir viviendas sociales. “Nos ponían la custodia de la Federal e íbamos a la cueva en el microcentro por recomendaciones del Ministerio de Planificación” explica uno de los colaboradores de Pablo Schoklender. De los 1260 millones de pesos que se manejaron Sueños Compartidos para construir viviendas, casi el 10% del total -100.565.644,76 pesos- terminaron en agropecuarias o mutuales a través de 427 cheques. Julio De Vido manejaba los hilos.

Otros financistas que escalaron posiciones fueron los titulares de la mutual Amigal –allí aparecieron cheques de los clubes de fútbol-. Eduardo Amirante y Jorge Antonio Galitis eran sus titulares. Este último –corredor de bolsa- aparece en la reconocida Aldyne que en las Islas Seychelles manejaba 148 compañías. Cuando el fiscal porteño, José María CAmpagnoli, descubrió la red de dinero, fue eyectado de la investigación. En su rol como arrepentido, seguramente, Ernesto Clarens, resolverá el crucigrama financiero.

“Los cheques del fútbol llegaban al microcentro por un tal Calabria” explica la fuente al portal. En Propyme la relación entre Gutiérrez y Greppi terminó estallando por los aires. El ex titular de Money Market, Hernán Arcioni, también termina peleado con ellos. Pieza clave del sistema elaborado en el subsuelo del Banco Nación, Arcioni había sido investigado por el escándalo Skanska.  En tres años, 2008 a 2011, cambió cheques por 3500 millones de pesos y estuvo vinculado con la agropecuaria fantasma Junín Cereales. Varias de estas cooperativas tenían el respaldo de los olvidados Créditos del Bicentenario ideados por Amado Boudou.

Lo atamo con alambre

Más allá de los testimonios y cheques que accedió PeriodismoyPunto, el juez López Biscayart procesó a los financistas Greppi y Gutiérrez por similar actividades de comisionistas de granos, presentación de formularios y certificados apócrifos y conseguir la reducción de la alícuota general del tributo previsto por la ley 25413 por varias razones que los abogados defensores de los imputados no supieron responder. Repasemos:

Terdjanian fue despedido de Propyme luego de ser víctima de un robo en el Banco Provincia sucursal Florida en el año 2007. La sospecha del auto robo nadie se la quitó de la cabeza de sus empleadores que se apersonaron en el Banco para conocer los detalles de lo sucedido, prueba que el “prestanombre” era conocido y respondía a ellos. Oscar Fariña, gerente del Banco, afirmó que conversó con los financistas sobre las actividades de la Agropecuaria del Zonda. Ellos mismos realizaron los trámites de habilitación en AFIP y ONCCA inscribiendo el correo personal de Gutiérrez. Gabriela Fernández, miembro de la junta fiscalizadora de Propyme era el contacto principal de Agropecuaria Monte León en la apertura de cuenta bancaria en el COMAFI. Todos compartían el mismo domicilio fiscal y físico pero, según la defensa de Greppi y Gutiérrez, sólo se trataba de abaratar costos. Misma explicación tuvieron cuando se les preguntó por la flota de celulares.

El jardín de senderos que se bifurcan

Al investigar la obra pública, el financiamiento de la política, el tráfico de efedrina, la aduana o el negocio del fútbol en la Argentina, los caminos concluyen en las cuevas financieras, la pata renga que la justicia aún no pudo desentrañar adecuadamente. Los negocios se entrecruzan. Lo pública se convierte en privado.

El 19 de diciembre del 2013 cuando el personal de la División Investigación Federal de Organizaciones Criminales –DIFOC- irrumpió en la financiera ubicada en Maipú al 300, un empleado de Propyme corrió con un bibliorato entre sus brazos. Greppi paró el allanamiento alegando un pedido de coima policial. Alguien agregó el nombre de esa financiera a la orden de allanar otras 21 financieras del microcentro porteño por el ex juez Oyarbide. Esa tarde irrumpió el abogado Martín Magram, actual abogado de Amado Boudou y del ex secretario de Cristina Kirchner, Fabián Gutiérrez. “La cagada ya está hecha, vos sos el responsable, hacete cargo” asegura que le dijo Magram a uno de los prestanombres de las agropecuarias fantasmas según relató a este periodista. Luego de una acalorada discusión los ex cadetes de Gutiérrez y Greppi en Propyme cambiaron la estrategia de defensa.

En libertad, Amado Boudou, nunca dejó de asistir a los cumpleaños del ex juez de la Corte Suprema de Justicia, Eugenio Zaffaroni. El ex ministro de la Corte comparte estudio con Magram y con el ex convicto, Jacobo Isaac Grossman. Su nombre no sólo aparece en la defensa de Boudou sino en las sociedades comerciales vinculadas al negocio inmobiliario Bosques De Melián, Malvinas Deck, Diseño y Planificación Urbana, Consultora en Salud SA y El Resplandeciente. En los negocios inmobiliarios compartía sociedad con el ex legislador porteño Eduardo Ezequiel Epszteyn y auditor general de la Ciudad de Buenos Aires como así también del ex Director Nacional Electoral durante quince años -2001 al 2015-. El radical K, Alejandro Tullio hoy cumple funciones en el polémico Correo Argentino, dependencia emblemática de los negocios cruzados de la política vernácula con el empresariado argentino.

Por Luis Gasulla

@luisgasulla

 

1 thought on “La trama oculta de las cuevas, prestanombres y evasión de Fútbol para Todos y de la obra pública K

  1. conozco muy bien el entramado de las cuevas,con esta nota se quedaron cortos.tambien los sindicatos y obras sociales bailaban con la misma música,nombres muy conocidos en el gremialismo argentino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *