dom. Mar 24th, 2019

Exclusivo: Juan Dhartes y 5 mujeres unidas por el espanto

Exclusivo: 5 mujeres unidas por el espanto 

  • 1998 Anita Coacci   – Gasoleros – 
  • 2005 Natalia Juncos – Se dice amor –
  • 2008 Thelma Fardín – Patito Feo –
  • 2012 Calu Rivero – Dulce Amor –
  • Asistente de producción de uno de los programas

¿Qué tienen en común estas 5 mujeres a las que les cambio radicalmente su vida? Todas tienen un lamentable común denominador y no por elección, son victimas que rompieron el silencio para denunciar el abuso y el acoso sexual en un espacio de poder, un caso inédito que produjo un gran estado de movilización y conmoción a todo un país. En el último tiempo varias mujeres acusaron públicamente al actor Juan Darthes de haber cometido abuso sexual. Darthes hoy enfrenta cargos en la justicia y una condena social lapidara sin precedente con una larga lista de mujeres denunciantes que parece continuar.

Cada mujer fue entrevistada con relatos aterradores en mas de un detalle guardando muchas semejanzas entre si. Todas las historias se remontan a la adolescencia, pubertad, a escenas compartidas con el actor, una ira colectiva que provoca una fuerte reacción en cadena con consecuencias inmediatas e impactantes en la vida de todos los involucrados.

Pero ¿por qué nos enfrenta tanto este caso? ¿Seria mas fácil de comprender para nuestras mentes si fuera un total desconocido? ¿Seria mas fácil de creer? O el hecho de conocer su rostro desde siempre coloca a la victimas en un lugar marginal? Generalmente cuando el autor es desconocido la víctima recibe toda la compresión, la solidaridad del mismo entorno y la de sus amigos; pero cuando el agresor y la víctima están dentro de la misma estructura sea laboral, o familiar, la situación es ampliamente difícil y escabrosa desde el punto de vista del proceso de la victimización, pues ponemos automáticamente a la victima y su relato en duda como un mecanismo de defensa. Asociar su rostro y los hechos aberrantes cometidos hacia niños y adolescentes nos resulta casi imposible de aceptar y asimilar, nuestra mente se protege generando barreras cuando algo es lo suficientemente doloroso para comprender. Pero debemos entender que cuando estas situaciones suceden en al mismo grupo laboral o familiar pueden cometerse múltiples hechos delictivos que sólo ocasionalmente podrían llegar al conocimiento publico. El mayor problema en estos tipos de delitos es el silencio y debe combatirse ese silencio, no es fácil decir “fulanito me violo” hablamos que la diferencia es la posibilidad de sobre vivencia.

Es cuando nos preguntamos, ¿qué sucede en la mente de un delincuente sexual en general? ¿Cuál es el origen de la motivación criminal? ¿Por qué no pueden detenerse? ¿Son inimputables? Estas son cuestiones que generan una gran preocupación colectiva. En su gran mayoría ellos no padecen de una enfermedad mental que los torne inimputables (psicóticos alienados) presentan sí trastornos de la personalidad, una especial manera en la estructura de su personalidad que lo lleva a realizar conductas en las que sublima su propio placer, su fantasía suele ser central en ciertos casos, la  conducta agresiva (delito) está motivada por múltiples factores. Poseen mecanismos de autojustificación de su conducta por negación o culpando a la victima, poseen  un buen ajusto al entorno y buena imagen en el medio que se desarrollan. No poseen empatías. En estos casos es el poder la motivación principal, el control de la victima.

Pueden buscan victimas ideales y especificas, los niños y adolescentes son las victimas mas vulnerables siempre, pues quebrar su voluntad es lo necesario para conseguir su objetivo final. Todas estas historias aparecen muy bien estructuradas porque estamos ante psicópatas,usan al niño para estimularse sexualmente, saben  qué el niño es mucho más vulnerable, los métodos cambian pero el engaño siempre es el mismo pues son mas fáciles de engañar y manipular. Existen  muchos mitos vinculados a los niños víctimas de abuso sexual, los niños crean historias sobre el abuso sexual, si hablan años mas tarde debe ser mentira. Sin pensar que los niños, niñas y adolescentes víctima de violación o abuso sexual es una experiencia traumática que los llevara a experimentar  “miedo a que no les crean, culpa por que piensen que ellos los incitaron, vergüenza por sus cuerpos ultrajados, depresión por lo vivido, aislamiento por las criticas”ellos también se sienten muertos en vida, pues les robaron su infancia, su inocencia para siempre y solo les queda ser fuertes para sobrevivir. Debemos entender que los niños que relatan que han vivido un abuso sexual no mienten,  seguir cuestionando a una victima de violación u abuso por decidir hablar 10,15 o 20 años más tarde es adentrarse en un claro proceso de revictimización, romper el silencio, poder hablar, son procesos que llevan muchísimos años, incluso, quizá toda una vida.

Niña,”La mujer en la que te estás convirtiendo te costará personas, relaciones,espacio y cosas materiales. Aún así, escógela a ella por encima de cualquier cosa” 

Por García C Vanesa

TWITTER: @garciacvanesa

Diplomada en Criminología y Criminalísitca especializada en perfiles criminales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *