Procesan a funcionarios del Servicio Penitenciario y a empresarios por defraudar al Estado y ganar millones haciendo pasar hambre a los presos

 

El titular del Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N°2 de Morón, Jorge Rodríguez, dictó el procesamiento de funcionarios del Servicio Penitenciario Federal (SPF) y a los responsables del frigorífico Carnes Yamuni S.A., por su presunta responsabilidad en defraudaciones a través de la compra de alimentos, acciones  que ocasionaron un perjuicio económico millonario al Estado además del padecimiento de los detenidos por comer mal o no comer, en el Complejo Penitenciario Federal II de Marcos Paz.

“La medida alcanza a quienes, entre 2014 y 2016, estuvieron a cargo de la Dirección General de Administración, Dirección de Contrataciones y Dirección de Abastecimiento del Servicio Penitenciario Federal, al director de Administración y al jefe del Complejo del Complejo Penitenciario Federal II, así como a los responsables del área de Testimonio de Recepción de Mercadería de ese establecimiento carcelario. Suman 21 los procesados, entre funcionarios públicos y empresarios del sector privado, en tanto la pesquisa continúa en torno a otras personas físicas y jurídicas involucradas”, según detalla el sitio web fiscales.gob.ar.

Los funcionarios del SPF crearon artificialmente las condiciones para llevar adelante un mecanismo de contratación excepcional, sin seguir la normativa vigente para los contratos del Estado con particulares. Se generó así un mecanismo de contratación implementado para designar siempre al frigorífico Carnes Yamuni S.A. como proveedor de alimentos para los presos. El frigorífico Yamuni es una empresa radicada en La Plata, que es proveedora del Estado Nacional, según consta en su sitio web. El presidente de la compañía es Antonio Yamuni.

 

Derecha: Antonio Yamuni

Las acciones ocasionaron un perjuicio económico millonario al Estado además del padecimiento de los detenidos por comer mal o no comer, en el Complejo Penitenciario Federal II de Marcos Paz.

“Hay existencia de sobreprecios y de mercadería abonada por el SPF, a sabiendas de que Carnes Yamuni S.A. no la entregó o entregó menos cantidad de carne vacuna que le fue pagada por el SPF”, indicó el juez de la causa. Las vejaciones fueron causadas por medio de la sistemática entrega de escasa cantidad de carne y su pésima calidad, por parte de quienes debieron hacerlo en forma adecuada, generando así un padecimiento físico y psíquico a los detenidos.

 

Empresa acusada de estafar. Fuente: sitio web de la compañía.

 

“Hacer pasar hambre a una persona privada de su libertad es claramente un trato degradante, no sólo psíquico, sino físico. Lo mismo que entregarle una calidad de carne pésima, prácticamente incomible. Ello ataca su sentimiento de dignidad o de respeto que merece como persona y que el Estado es garante. Así, no cabe más que concluir que no brindar los alimentos diarios necesarios o brindarlos en mala calidad, cuando su destinatario no tiene otra forma de adquirirlos, significa a todas luces un trato degradante, que el Estado no sólo no debe cometer, sino que debe evitar”, afirmó contundente el juez Rodríguez.

 

Blanco, Director Nacional del Servicio Penitenciario.

 

Quedó en la mira de la investigación, por no poder desconocer los hechos o por omisión o impericia, Emiliano Blanco, el Director Nacional del Servicio Penitenciario Federal.

Defraudar al Estado en millones de pesos y violar los Derechos Humanos, de eso se trata esta impresionante causa judicial que avanza.

 

Periodismo y Punto.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *