Mario Clemente apuesta fuerte a la inteligencia artificial

El empresario comenzó a dar sus primeros pasos para incorporar  inteligencia artificial a todos los procesos de su empresa siguiendo un modelo implementado en Dinamarca.

Uno de los avances tecnológicos más resonantes en los últimos años es la inteligencia artificial aplicada al campo de la medicina, esta innovación cautivante ha generado resultados más que positivos a la hora de producir diagnósticos complejos, y en algunos casos, los robots han obtenido mayor porcentaje de aciertos que los mejores médicos especialistas.

Aun cuando se sabe que aplicar categorías de análisis conocidas a algo nuevo es un error, es complicado no tomar partido por un futuro mejor a cargo de “las máquinas” o uno en el que el ser humano sea reemplazado en algunas de sus labores habituales por robots.

“Dinamarca y muchos otros países europeos están empezando a implementar Inteligencia Artificial para poder detectar paros cardíacos a través de los llamados telefónicos a los sistemas de emergencias, eso me parece un avance extraordinario para aquellos que constantemente buscamos implementar tecnología a las empresas de salud”, asegura Clemente.

“Por tal motivo en Estrategia Empresaria comenzó a pensar nuevos modos y planes de incorporación de este tipo de sistemas en Argentina, para poder facilitar el diagnóstico de casos de Paros Cardíacos en un país como éste en el que se producen alrededor de 40 mil casos de muerte súbita por año.”, resalta el empresario.

DE QUÉ SE TRATA LA IA QUE DETECTA LOS ATAQUES AL CORAZÓN

Es un desarrollo de Inteligencia Artificial especializada en reconocer indicios de ataques cardíacos; y lo hace sin necesidad de datos adicionales, sólo con escuchar la misma llamada que reciben los servicios de emergencias médicas.

Cuenta con un sistema de reconocimiento de voz puntero; no solo es capaz de saber qué es lo que está diciendo la persona, sino también de procesar la conversación en tiempo real.

Para los empleados de emergencias, es como un asistente virtual, que detectará indicios preocupantes y los mostrará en pantalla. La IA es capaz de buscar indicativos verbales y no verbales de que podría estar produciéndose un ataque cardíaco; desde las palabras usadas, hasta dificultades en la respiración, el tono de la voz, y otros detalles que una persona no detectaría inmediatamente.

De esta forma los servicios pueden centrarse en realizar las preguntas adecuadas y obtener la información; el sistema también es capaz de mostrar sugerencias, como preguntas que podrían llevar a un diagnóstico más acertado.

“Del mismo modo que se implementó en Europa nuestro proyecto es poder implementarlo en Argentina y continuar brindando novedosas propuestas tecnológicas orientadas a aumentar la satisfacción del cliente y la calidad de los servicios de salud”, afirma Mario Clemente, director de Estrategia Empresaria.

 

Periodismo y Punto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *