Habló Lázaro Báez: “Busquen en los bancos, ¡mire si va a creer que tengo plata enterrada si hace 2 años y medio que soy el único empresario preso!”

Imágenes y audios exclusivos sobre la excavación en la chacra en Santa Cruz del empresario detenido desde abril del 2016.

Desde Ezeiza, Lázaro Báez no podía creer que la causa de los cuadernos K también terminase en él.

“¡Otra vez me meten a mí!”

Después de meses detenido con cierta tranquilidad, el empresario levantó en cólera cuando se enteró que el juez Claudio Bonadio había ordenado excavar las inmediaciones de su estancia Cruz Aike ubicada a 50 kilómetros de El Calafate. Según la información que recibió el juez, tres personas ofrecieron datos concretos de un contenedor que habría sido enterrado en la zona con dinero negro y joyas de todo tipo. En el entorno de Báez le explicaron a este periodista que habían notado movimientos extraños en la zona y personas que habían estado recorriendo las inmediaciones de la estancia. “¿Y si nos comemos un garrón?” se sinceraron ante este cronista.

“Se metieron en la estancia sin orden de allanamiento” dice alguien que asesora a la familia. La familia de Báez, después de mucho tiempo, coincidió en bloque en que se trataba de un despropósito y de una gran cortina de humo. En las redes sociales anticipé que el fin de semana ofrecería un resultado negativo para la búsqueda y para gran parte de la opinión pública que desea, sea como sea, que Cristina termine presa. La verdadera ruta del dinero está en los camiones de caudales y en los bancos de renombre de este país. Pero la justicia se empeña en endulzar a un sector de la opinión pública. La grieta no permite dudar.

“Que la metan presa de una vez y se dejen de joder” se sinceró alguien que conoce como nadie al empresario detenido. “¿Qué más revisaron después de haber encontrado millones de dólares en el Banco Galicia de la hija de Cristina?” concluye la fuente.

Mientras tanto, Periodismo y Punto accedió a información exclusiva de las excavaciones. Operarios de Vialidad Nacional no estaban muy contentos con el operativo ordenado por la justicia federal: “Nos van a hacer perder el tiempo”. Desde San Julián recorrieron la inmensa provincia con la directiva sorpresa de que deberían excavar la estancia de Báez. Luego llegó Gendarmería Nacional para ofrecer apoyo logístico.

Desde portales vinculados al kirchnerismo deslizaron la posibilidad de que apareciese plata plantada en la estancia”. Sería un escándalo. Dudosa credibilidad tienen los pseudo periodistas que defienden a Cristina Kirchner a capa y espada. Lo cierto es que la búsqueda se convirtió en un show. El contexto confirma que existió un ensañamiento para que Báez se transformase en el empresario que pagase los pecados por todo un sistema corrupto. “Me quisieron obligar a decir que la plata era de Lázaro” le dijo José López al juez Bonadio la semana pasada. Corría julio del 2016 y a todos les convenía que un funcionario de peso como López y el empresario símbolo del kirchnerismo estuviesen presos. Nadie más. La insistencia periodística, la lucha de Elisa Carrió, los testigos claves y los cuadernos rompieron el acuerdo tácito entre un sector del macrismo y del kirchnerismo –llámese círculo rojo-.

Habrá que recordar que desde este portal anticipé que si Ernesto Clarens hablaba realmente, el sistema capitalista argentino estaba en ruinas. La pata financiera y bancaria del modelo Korrupto aún sobrevive. El final es incierto.

Por Luis Gasulla

@luisgasulla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *