Exclusivo: Eduardo Vázquez se casó hace 3 meses en la cárcel pero no le permiten ver a su esposa

Después de años sin hablar, Eduardo Vázquez, ex baterista de Callejeros, condenado por el femicidio de Wanda Taddei, rompió el silencio con el periodismo. El teléfono del periodista Luis Gasulla sonó mientras estaba trabajando en el programa Liberman en Línea por CAnal 26. Vázquez accedió a hablar con Martín Liberman y el director delk portal Periodismo y Punto y habló de todo.

Vázquez reclama al Servicio Penitenciario Federal y a los jueces Pérez Arias -Juzgado FEderal de Ejecución Penal Nº1 – y al juez Axel López poder ver a su flamante esposa Albana X alojada en el Penal de Ezeiza de Mujeres Nº4. Vázquez está detenido a metros de su esposa en el complejo penitenciario de Ezeiza Nº1 desde los hechos de público conocimiento. En su extensa carta titulada Casados Sin derechos, Vázquez asegura que están violando sus derechos humanos ya que no puede ver a su esposa a pesar de haber contraído matrimonio el 19 de junio pasado.

En agosto pasado, Roberto Herrera, abogado de Vázquez, presentó la solicitud correspondiente sin respuesta hasta el momento de la sorpresiva llamada telefónica del ex batero de CAllejeros a un programa de televisión. En la entrevista, Vázquez recordó que en Cromañon “perdí a mi mamá”, y que no tuvo intención de asesinar a su ex pareja Wanda Taddei. Habló de su condena perpetua, de sus proyectos futuros a pesar de la cárcel, su romance con Albana -detenida por hurto y que recuperará la libertad a fines del 2019- y de la música. “Me cuesta volver a escuchar un disco de Callejeros, no volví  a hablar con Pato Fontanet” le contestó a Gasulla.

Vázquez explicó que trató de comunicarse con los padres de Wanda y que les escribió una carta pidiendo perdon “el nombre de los dos”. Liberman repreguntó y pidió que el ex batero se explaye al respecto. El colectivo Ni Una Menos repudió la entrevista en las redes sociales y solicitó que no se publique una nota realizada a Vázquez por otros reclusos para la revista  “Los monstruos tienen miedo” editada por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires.

El periodista no es un juez. Pregunta, cuestiona, investiga y escucha. Pero no hace justicia por mano propia. Así está escrito en el manual básico del periodismo y así lo respeta el Portal Periodismo y Punto.

Nota completa Gentileza Medios y Opinión http://www.plazademayo.com/mediosyopinion/?p=39956

http://http://www.plazademayo.com/mediosyopinion/?p=39956

CASADOS #SinDERECHOS

El pasado 19 de Junio del corriente años contraje matrimonio con Albana, a quien conozco de hace muchos años y conté nuestra historia mediante un comunicado de prensa que rodo por los medios nacionales. Ese día pude acceder a verla y a compartir un escaso momento con ella, en el salón de visititas del Penal de Ezeiza.

Pasaron ya casi cuatro meses y mi única comunicación con ella es telefónica. Ya que hemos solicitado en varias oportunidades el encuentro, denominado conyugal y que tiene sustento legan en base no solo al Código Penal de la Nación, sino a la figura del Código Civil de la Nación.

Pero nada sucedió. Los jueces, por mi parte Axel López, (Ejecución Penal Nº 3) y por su parte Pérez Arias (Ejecución Penal Nº1), parece desconocer el derecho de las personas privadas de la libertad. Parecen no haber leído el Código Penal siendo participes de un acto de inconstitucionalidad y discriminación que están ejerciendo las autoridades tanto del Complejo Nº4 de Ezeiza de Mujeres, como el Complejo Penitenciario Federal Nº1  transgrediendo nuestro derecho a poder vernos. Vulnerando además todo tipo de Pactos y Tratados Internacionales.

Como funcionarios públicos deben respetar lo que el derecho dicta “resulta imprescindible que el Estado colabore con el mantenimiento y reforzamiento de los vínculos familiares y sociales de la persona privada de libertad durante su detención, empezando por garantizar el derecho de visita, el que permite al interno  verse cara a cara con su familia y amigos, asumiendo, aunque sea momentáneamente, el rol de padre o madre, esposo o esposa, hermano o hermana, o de amigo (EDWARDS, Carlos Enrique, Régimen de ejecución de la pena privativa de la libertad. Ley 24.660, Astrea, Buenos Aires, 1997, pp. 180-181).

Esta vulneración del derecho humano a la relación consagrada por la ley, constituye una represiva práctica arcaica, que en contradicción con lo que expresa el tratamiento penitenciario, vulnera también el Art 18 de la Constitución Nacional, donde claramente expresa que: “las cárceles de la Nación serán para seguridad y no para castigo de los reos detenidos en ellas, y toda medida que a pretexto de precaución conduzca a modificarlos mas alla de lo que aquella exija, hara responsable al juez que la autorice.”

Teniendo en cuenta lo paradójico de toda esta situación quería preguntar si la LEY solo está hecha para acomodar las piezas de un rompecabezas, o si la Ley está hecha, para que quienes dice profesarla, la cumplan?

#CASADOSperosinDERECHOS.

Por Periodismo y Punto

1 thought on “Exclusivo: Eduardo Vázquez se casó hace 3 meses en la cárcel pero no le permiten ver a su esposa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *