EL GREMIO DOCENTE QUE MANIPULÓ A LOS CHICOS CON EL CASO MALDONADO CENSURÓ UNA CHARLA SOBRE “ADOCTRINAMIENTO ESCOLAR”

El pasado martes 18 de setiembre, los gremios UTE-CTERA provocaron la censura de una charla que iba a realizarse en la Legislatura porteña sobre “Adoctrinamiento en Escuelas”.

Para lograr ese objetivo, los sindicatos acusaron a Ciudadanos Libres por la Calidad Institucional y a su titular, el abogado José Magioncalda, de “negacionistas”.

El término “negacionista” se ha utilizado históricamente para señalar a aquellos que niegan el Holocausto. Sin embargo, en Argentina, los organismos de DDHH kirchneristas, los gremios K y gran parte de la izquierda, considera negacionista a todo aquel que se atreva a poner en duda el número de 30.000 desaparecidos, o a investigar corrupción en el área de los DDHH.

Sucede que la ONG organizadora del evento censurado, a fines de noviembre de 2016, había logrado acceder, venciendo resistencias del actual gobierno, a la información que daba cuenta del número constatado de desaparecidos obrante en la Secretaría de DDHH y pluralismo cultural de la Nación. Dichos datos, pese a que provenían del RUVTE (Registro Único de Víctimas del Terrorismo de Estado) creado por el propio kirchnerismo, no fueron del agrado de los seguidores de la ex presidente. Así, el número constatado resultó más cercano al de la CONADEP y al que desde siempre sostiene la dirigente de DDHH Graciela Fernández Meijide.

 

Magioncalda censurado: el abogado más odiado por los K.

 

Pero además, las acusaciones de los gremios chocan contra una pared infranqueable: la trayectoria del titular de Ciudadanos Libres. Magioncalda, además de ser radical y defensor del Juicio a las Juntas, fue uno de los pocos, entre sus correligionarios, que pidió la renuncia de Juan José Gómez Centurión, en una nota de opinión publicada en febrero de 2017 por Tribuna de Periodistas. La nota decía: “El militar en cuestión  ha negado la existencia de un plan sistemático de represión ilegal durante la última dictadura. Con ello, pretendió desmentir la sentencia de un proceso fundacional para la restauración democrática, como fue el Juicio a las Juntas. El ex carapintada pretende hacernos creer que organizaciones verticales como el Ejército, la Armada y la Fuerza  Aérea, más aún en dictadura, sembraron todo el país de centros clandestinos de detención, tortura y asesinato, como producto de decisiones casuales o caóticas de sus miembros. Más aún, lo ocurrido en Argentina tuvo su correlato, al mismo tiempo, en países vecinos, lo cual demuestra -también- una política regional deliberada que no puede asimilarse a la teoría del caos que esboza el militar en cuestión”.

Las quejas de los gremios docentes, por otra parte, hicieron referencia a un posteo en Twitter de Magioncalda que decía: “Después de lo que pasó con Maldonado, los ciudadanos tenemos derecho a dudar del caso de la ¨maestra torturada¨. El gobierno, en cambio, debe investigar como si fuera cierto, y los que sin querer o queriendo adhirieron a la operación Maldonado, deberían ser más prudentes”. Desde ya que estos dichos enfurecieron a los gremios docentes, los mismos que intentaron adoctrinar niños en base a la supuesta desaparición forzada de Santiago Maldonado, caso en el cuál hasta ahora no se probó la participación del Estado como responsable directo de su muerte.

 

Grueso error: los docentes se apuraron en contar a los chicos cómo fue el caso del joven que murió ahogado en Chubut.

 

Pareciera que los maestros de la censura no aceptan la duda como posibilidad, ni siquiera cuando se trata de hechos no probados judicialmente.

El kirchnerismo que negó la inflación, que negó el pacto con Irán cuando el periodista Eliaschev lo hizo público, que negó el asesinato de Nisman, abonando la hipótesis del suicidio, tal vez debiera ser más cuidadoso cuando habla de negacionismo.

En cambio, lejos de eso, los maestros de la censura hacen levantar la charla de una ONG en la Legislatura porteña, tildándola de “negacionista” por no adherir a hechos no probados, mientras Leopoldo Moreau, procesado por sus dichos antisemitas, sigue siendo diputado y titular de la Comisión de Libertad de Expresión. No es chiste.

 

Periodismo y Punto.

Seguinos en

TWITTER:

INSTAGRAM:

https://www.instagram.com/periodismoypuntook/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *