AUDIO FILTRADO: Cristina Kirchner sigue acomodando militantes para trabajar en el Estado

 

“Los Kirchner son como el patrón de estancia”, dice una vecina del edificio allanado recientemente por la justicia, el de Uruguay 1306, en el barrio de Recoleta. El lujoso departamento de la ex presidenta ubicado en Uruguay y Juncal volvió a la primera plana de todos los medios del país por ser señalado como parte de una guarida de corrupción millonaria, en esta vivienda habrían llegado los bolsos de la plata negra robada al Estado. AUDIO.

 

 

Ahora, en exclusiva, a través de un AUDIO que obtuvo Periodismo y Punto se revelan otras “andanzas” de los días de CFK en el edificio top y Nac & Pop que habita en Bs. As.

“Se me dio con la presidenta, le mandé una carta y estoy trabajando en el Municipio de San Justo”, dice la voz del audio filtrado. Se trata de un encargado suplente que manda un mensaje a otro empleado del edificio dónde actualmente vive la ex- mandataria. ¿Cristina aún tiene poder en los municipios para acomodar a las personas que ella quiere?. ¿O se trata de una honrosa excepción?.

El acto demagógico es un clásico en la forma de proceder de la ex presidenta, siempre “dadora” de trabajo e igualdad social, una máscara para acumular poder y dinero como se demostró a  través del tiempo. Es cierto que en un tramo del audio, el autor del mensaje aclara: “No tenía ni para comer a veces”, lo cual no es un buen síntoma de la situación del país.

El edificio es habitado por los Kirchner desde hace años y los vecinos contaron las anécdotas de cómo es convivir con ellos. Ximena, que es propietaria del 6to. piso, un piso superior al 5to. dónde vive Cristina, plantea que “Cuándo venía Néstor, en la hora de la siesta no se podía hacer ningún ruido. Si hacías ruido  venía un colaborador, te tocaba la puerta para indicar que se haga silencio para que el doctor pueda descansar”.

 

Uruguay 1306, Recoleta. ¿Destino del dinero negro de los K?.

Otro aspecto extraño de los días de CFK en Recoleta, más allá de dar una ´mano´ a los empleados del edificio (no de su bolsillo), es la imposibilidad de acceso a las cámaras de seguridad IP que funcionan en el inmueble, una adentro y otra afuera en la entrada. Con las cámaras IP se puede acceder a ver en vivo las 24 hs los movimientos de edificio, desde cualquier dispositivo ya sea una notebook o celular. Sin embargo, Ximena hace años que pide acceder al servicio que pagan y no puede, siempre hay evasivas en la respuesta por parte de la administración. Tras la aparición de los cuadernos de Oscar Centeno, en dónde se mencionan los bolsos de dinero llegando a ese lugar, todo empieza a tener sentido, o al menos para la propietaria que se acostumbró a vivir entre el escándalo que provoca la presencia de la “abogada exitosa”, que dedica su tiempo a Comodoro Py, al Senado y – según parece – a ayudar a sus descamisados.

 

Sebastián Turtora

@sebiturtora

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *