Amenazaron a las abogadas de Martín Lanatta antes del juicio por la fuga. Entrevista exclusiva

Durante dos años, Martín Lanatta y sus abogadas, recolectan información y testimonios de lo ocurrido en la fuga más espectacular de la historia policial argentina para demostrar que las puertas del penal de Alvear fueron abiertas para matarlos durante la “falsa fuga”. Detenidos en el penal de Ezeiza, los hermanos Lanatta deberán defenderse en cuatro causas en el mes de agosto: dos en Santa Fe –tramo final de la fuga- y los restantes en la provincia de Buenos Aires. En los últimos días, el hijo de una de sus abogadas sufrió un intento de secuestro en Florencio Varela y su socia recibió mensajes intimidantes:

“Abandonen la causa Lanatta”. 

¿Quién está detrás de las amenazas a sus abogadas – Stella Maris Rizzo y su asesora Vanesa Berecini- y por qué?

Estamos a punto de demostrar en el debate en La Plata que la fuga fue armada por complicidad política y penitenciaria. Creo que se le va a tocar los intereses a muchas personas. De ahí nacen las amenazas. Estamos pidiendo que las protejan y que no le suceda nada. Poder afrontar en el debate lo que sucedió.

¿La orden política de quién fue?

El ministro Ricardo Casal (ex ministro de Justicia y Seguridad del gobierno de Daniel Scioli) y el jefe del penal, roza a todos.

La triple fuga se da en el comienzo del gobierno de María Eugenia Vidal…

Sí. Justamente vamos a demostrar en el juicio, no solo con los testimonios, sino con las pruebas que se darán en el debate, lo que pasó.

¿Quién está detrás del intento de silenciar a sus abogadas y a usted?

Quedará plasmado después del 14 de agosto. Lo quiero demostrar en el debate.

No ventilar mucho porque es una causa muy sensible. Se darán cuenta que no cualquiera se puede fugar del penal Alvear excepto que tenga la complicidad del servicio penitenciario y el poder político.

¿A la justicia le interesa saber la verdad?

Espero que sí. Nunca tuvimos un acto de justicia. Estamos trabajando mucho para demostrar cómo fue confeccionada la complicidad política en el triple crimen y venimos trabajando para esclarecer las cosas por el bien de todos.

Esa persona, supongo que es Aníbal Fernández, ¿sigue teniendo el poder para callar testigos o a ustedes?

(Silencio) Mira siempre ha podido hacer todo. Incluso cuando no eran gobierno, movieron los hilos para que se produzca la fuga y complicar a cierto sector. Lo único que pido es poder llegar al debate y ser escuchado. Poder exponer el material probatorio y demostrar lo que pasó. Demostrar que el riesgo que corríamos y que nuestra  integridad física nunca estuvo a salvo, jamás. Durante todo el tratamiento de detención, nunca estuvimos a salvo.

¿Cómo es la relación con su hermano y con Víctor Schillaci?

Excelente. Siempre creyeron en mí. Mi hermano está preso por ser mi hermano y Víctor por ser mi amigo. La siguen peleando a la par. Marcelo Schillaci debería estar en la casa porque está muy grave de salud. Está preso por ser un amigo.

Pero regresando a la fuga, en las imágenes queda claro que hubo un enfrentamiento… ¿No eran ustedes?

No tuvimos participación en Ranchos. Fue un montaje. Ahí está la complicidad judicial y política.

¿La persona que dispara en el video que se difundió no es usted?

Los damnificados lo reconocieron en el Hospital. ¡Una locura! Vi el video 300 veces. ¡Nada que ver! Vamos a aclarar las cosas. No te olvides que la instrucción la tuvo el Doctor César Melazo que hoy está fuera de la justicia sino estaría afrontando un juicio político. Melazo es subordinado de Aníbal –se refiere a Fernández-. A mí me vinieron a pedir una muestra de sangre, está la filmación en el Servicio Penitenciario. Dije que no porque no colaboro con los delincuentes. No lo hice porque venía de Melazo que no es fiable.

¿Qué secreto guarda usted para que lo quieran asesinar?

Hay cosas que me las guardé y las reservo por acá. Pero lo usaré en el debate. No lo quiero anticipar. Siempre estuvo en peligro la vida de los tres. Desde que se gestó la fuga… ¿Sabías que Gendarmería se balearon entre ellos pensando que estábamos dentro de una camioneta? Eso pasó. A pesar del inconveniente que tuvimos nosotros con ellos que herí a un efectivo de Gendarmería y lo que está hecho… Soy responsable. Me hago cargo de eso y sé las consecuencias. Ese momento era para salvar la vida, soy consciente de lo que hice.

¿Tenían información de que el objetivo era matarlos?

¡Por supuesto! Quedó demostrado. El juez federal Rodríguez de Santa Fe me preguntó si quería accionar contra Gendarmería y le dijo que no. Les agradezco estar vivo. Es impresionante cómo se enfrentaron, me dijo. Pero no todos los grupos de Gendarmería hicieron lo que tenían que hacer. Había grupos de “limpieza” como se dice.

¿Cómo calificaría lo que pasó? ¿Una fuga o una carrera contra la muerte?

Una carrera contra la muerte. No queríamos irnos del penal porque la propuesta no nos tentaba para nada. Sabíamos que después de irnos teníamos que hacer el video fílmico para retractarme de lo que había dicho que le había costado la gobernación a Aníbal. Yo tenía sentencia de muerte. Decidimos tratar de salir como podemos y después no acceder a nada. Porque si grabábamos el video no salíamos más, ni como prófugos. Y si no aparecíamos mas, muchos no se iban a preocupar.

O sea ¿Usted tenía que salir del penal para grabar un video retractándose de los dichos contra Aníbal Fernández?

Sí. Lo que expuse le costó la candidatura a Aníbal pero conté lo que era Aníbal Fernández. Después de eso, la imagen de él nunca fue la misma. Ese fue el costo que tuvimos que pagar nosotros.

Otro de los rumores que intentaron instalar es que su entrevista con Jorge Lanata fue financiada por un sector del gobierno de Cambiemos –también se habló de dinero del candidato peronista Julián Domínguez-…

Falso. Primero que no acepto un centavo de ninguno. Cuando recaudé para Aníbal lo conté sin ningún problema. Me hago responsable de lo que hice. Lo más importante era la vida de nosotros y la libertad por una causa que no es nuestra. Puse el material probatorio y hasta quiénes eran los involucrados.

El 14 de agosto comenzará el juicio oral en La Plata por la causa de la fuga en el Tribunal Nº1. Lanatta denuncia que

“una abogada, Elisabeth Gasaro, que hace dos años que no la veo sale en los medios santafecinos a decir que es mi abogada. Me comentan que apuró el juicio y que el 6 de agosto tendría el juicio en Santa Fe Penal 1 por  las causas que tengo allí –son dos: una en provincia y otra federal-“.

Gasaro también es la abogada del empresario kirchnerista Lázaro Báez. Durante varios minutos de la entrevista telefónica con PeriodismoyPunto, Lanatta menciona a la abogada con la que no habla desde hace dos años:

“Revoqué su defensa por derecho propio desde el penal”

Pero parece que el penal no emitió el comunicado. Pedí defensa oficial y no lo enviaron. En la otra causa de La Plata me defienden Stella Maris Rizzo y Vanesa Berecini. O sea, afrontaré una causa que no tengo ni idea y tengo que hacer los trámites para demorar esa causa. Las causas de Santa Fe son consecuencia de lo que pasó en la provincia de Buenos Aires en la fuga.

¿La causa de Santa FE es el enfrentamiento con los gendarmes y la otra es el supuesto secuestro de un ingeniero agrónomo?

Son dos. Consecuencia de lo que pasó en la provincia de Buenos Aires. Afrontaré el juicio en La Plata como corresponde y después pediré defensor oficial para Santa Fe. Es una locura que Gasaro salga a decir en los medios que me representa. No sé con qué fin lo hace. La designé, en su momento, pero después de un tiempo perdí contacto con ella porque vi que trabajaba como esperaba y decidí revocarla. Hacía poco trabajo judicial y mucho mediático. Ahora vienen sufriendo mis abogadas defensoras amenazas en Florencia Varela y eso no tiene curso mediático. El juzgado Federal Nº1 de Santa Fe acusa que mi revocación no la recibió.

¿Cómo sigue esta película y cuando termina?

Esclareciendo lo que pasó en la fuga con las 20 audiencias y en septiembre tendremos la verdad en la mano. Después aclarar las consecuencias que tuvo la fuga. El montaje que montaron en Ranchos para salir a cazarnos. Después de ese video nos allanaron a nuestras familias para cazarnos. Sabían bien lo que tenían que montar para matarnos.

¿En esa supuesta caza estuvieron metidas las autoridades del flamante gobierno pues ya Cristian Ritondo era el ministro de Seguridad de Buenos Aires?

No te olvides que la instrucción la tenía el juez Melazo. Esto fue judicial y penitenciaria. Pusieron elementos en Ranchos que estaban en el penal de Alvear. ¿Qué participación tuvo la fiscalía?

¿Hay personas que, en ese momento, seguían respondiendo al kirchnerismo?

¡Le siguen respondiendo!

Es grave.

Cuando ocurre un complot político judicial como yo pasé en Mercedes, ¿Qué  ciudadano tiene las garantías de enfrentarse a un juicio? Si me pregunta cualquier ciudadano, por más inocente que sea, le digo tomate el Ferry. ¿Dónde quedan las garantías de los ciudadanos y los derechos humanos de las personas?

¿Cuál fue un error que se arrepiente toda la vida?

Es difícil pero me lo pregunté mil veces. Si no accedía a salir del penal, ¿estaría vivo? No sé si arrepentirme porque no sé si estaría vivo. ¿Y si no hubiésemos accedido? Todos corríamos riesgo. Me lo pregunté mil veces. Durante todo el momento padecimos cosas terribles. Lo que han hecho con las familias nuestras.

Una cosa increíble.

¿Por ejemplo?

El trato que tuvieron con mi hermana en el allanamiento. O con mi madre. La tiraron al piso, la arrastraron. Parecía que ellas eran las que se habían fugado. ¿Qué garantías tiene un ciudadano de bien de afrontar cualquier tema judicial?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *