mar. Jun 18th, 2019

Red online de abortos clandestinos: los practican hasta con cinco meses de gestación

El debate de la legalización del aborto está abierto y con él aparecen datos, posturas diferentes desde lo religioso, ideológico, y la poca certeza del número de esta práctica en la realidad. Un grupo cerrado de la red social Facebook en el que hay que pasar muchos filtros, deja al desnudo la práctica, hoy ilegal, del aborto clandestino.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mujeres de todas las edades consultan, piden ayuda, mientras otras dan consejos, números de teléfonos y direcciones sobre dónde se pueden realizar estas prácticas.

Una mujer pide ayuda para una amiga que tiene un embarazo no deseado, Franca le responde “antes que nada que se haga una eco, para saber bien de cuánto está, para ir ganando tiempo hasta ponerla en contacto con “socorristas””. Las socorristas son miembros de una red nacional cuyo lema es “socorristas en red, feministas que abortamos”.

Este grupo particular, opera en provincia de Buenos Aires y en Capital Federal, tiene más de 5500 miembros y algunas de quienes aconsejan son miembros de grupos radicales feministas. Difunden la idea de respetar y garantizar el derecho a cuándo abortar y cómo parir. Respecto del aborto, por más red multitudinaria que sea, hoy en nuestro país es un delito. Mujeres de clase media recurren al grupo, dando por tierra aquellas teorías que usan a las mujeres pobres como argumento de la necesidad de la legalización.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rocío, postea:

“conozco gente que aborto a los seis meses con pastillas y está bien, no metamos miedo, que la que necesita hable con las socorristas y ellas le informaran lo necesario para que decida”.

Tuni, tal su nombre en la red, recomienda acudir a un centro de salud llamado “Casa Fusa” y de forma “urgente”, ante la necesidad de socorro en un embarazo no deseado. Rosi, otra usuaria, da un número celular y vuelve a recomendar que la mujer que necesita socorro se vaya haciendo la ecografía para saber de cuantas semanas está. El centro integral de salud se encuentra ubicado en Lezica 3902, Ciudad de Buenos Aires.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hablan de un embarazo de cinco meses y el riesgo de que “nazca vivo” que la mujer que pide ayuda debe conocer. Otro de los nombres que dan es el de “la mestiza”, como recomendada para estas prácticas. Mencionan la necesidad de preparación psicológica para un embarazo avanzado, porque en esos casos lo que se hace es un parto inducido. Y si quieren ver o no a la criatura, según esa preparación. No se dan recomendaciones sobre quien guía esas “preparaciones psicológicas”. Otra usuaria pide información sobre socorristas de La Matanza.

El grupo cerrado se llama “Feministas cooperando (trans, travas, lesbianas, mujeres)”. Una de las más activas en el grupo tiene un perfil personal con leyendas feministas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando las mujeres del grupo consultan quién dirige y financia Casa Fusa la respuesta es simple, que es un centro de salud.

Lo que desnuda este grupo, es que el aborto ilegal se practica, que las mujeres que lo deciden saben a dónde pueden recurrir para buscar ayuda, que los “ centros de salud”, o “ la mestiza” u otros lugares existen en provincia de Buenos Aires y en todo el país, como ya se ha publicado en otros medios sin demasiados detalles, la red de socorro tiene más de 12 mil miembros que están para asesorar y ayudar a aquellas que desean interrumpir su embarazo, las proyecciones de cantidad de abortos ilegales en base al número de socorristas son alarmantes, sin que se necesite para esto mucho análisis estadístico.

La ilegalidad, la falta de control hacen que se puedan interrumpir embarazos avanzados, dicho por las integrantes del grupo, con el gran riesgo de que “nazcan vivos”.

“Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”, no es un panfleto ni un slogan, ni repetir frases militantes o radicales. Es, tal vez, la solución a un fenómeno que bajo condiciones no reguladas por el Estado es aberrante, peligroso y atenta contra la vida de las mujeres. Esta nota es la prueba periodística que puede contribuir al debate en Argentina.

 

Alicia Panero

Sebastián Turtora

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *