¡Paro Cardíaco! ¿Cuál es la importancia de un desfibrilador? Lo explica Mario Clemente, empresario de la salud

Ante un paro cardíaco el uso de un desfibrilador externo automático aumenta un 80%  las posibilidades de sobrevida de una persona.

En tiempos en que la atención médica en clínicas privadas está siendo cuestionada por la muerte de personas muy queridas por la opinión pública, este portal consultó con los expertos sobre la importancia de los DEA.

¿Qué son los DEA?

Los desfibriladores externos automáticos (DEA) son dispositivos computarizados confiables y simples de operar que permiten ser utilizados por personas sin conocimiento de medicina para desfibrilar a una víctima de paro cardíaco con el objetivo de restaurar la actividad normal del corazón.

Una de las características de los DEAs es que son extremadamente didácticos, por lo que cualquier persona puede utilizarlos siguiendo las instrucciones que verbalmente va reproduciendo el aparato.

Alberto Davidovich, director médico de Grupo Emerger, resalta que “según los últimos estudios que ha realizado la American Heart Association la posibilidad de llegar al hospital con vida de una persona que ha sido asistida con un DEA dentro de los primeros minutos posteriores a sufrir un paro cardíaco asciende al 80% de los casos”.

Frente a este cuadro de situación es necesario y fundamental para poder asegurar una primera asistencia eficaz a la víctima, hasta la llegada de la ambulancia, que todas las instituciones y espacios que tienen gran concurrencia de gente cuenten con un DEA en sus instalaciones, afirman desde Emerger, la empresa de emergencias médicas.

Mario Clemente, director de Grupo Emerger agrega: “Se debe contar con los Desfibriladores Externos Automáticos en zonas estratégicas de modo que ante la necesidad urgente de uso cualquier individuo pueda acceder a él fácilmente”.

Además resalta que es fundamental que los Desfibriladores tengan mantenimiento y evaluación de las baterías y la fecha de vencimiento de los parches. Además, luego de utilizarlo tanto los parches como las baterías deben ser reemplazados.

Mario Clemente se muestra taxativo ante la necesidad de contar con un Desfibrilador Externo Automático, pero además de conocer las técnicas de RCP ya luego de la descarga la víctima debe seguir siendo reanimada.

En Emerger detallan:

“Tener un DEA en espacios concurridos representa una medida urgente para brindar una real asistencia inmediata a la población ya que el 90% de los casos de paros cardíacos se dan en el ámbito extra hospitalario”

Existe una lista de destacados deportistas que durante los últimos años han perdido la vida por la tardanza en la asistencia. En algunos casos, incluso, el fatal hecho, ocurrió  dentro del campo de juego, como sucedió con el futbolista croata, Bruno Bobán, quien se descompensó y murió dentro de la cancha de fútbol.

En cambio, durante un entrenamiento del Club español Toledo, el futbolista internacional Lassad Nouioui sufrió un paro cardíaco y logró salvar su vida gracias a la rápida actuación del plantel y de los servicios de emergencias que lo reanimaron.

Si una persona es asistida dentro de los primeros minutos posteriores al paro cardiaco su posibilidad de sobrevida asciende, y si a la reanimación con compresiones se le suma la utilización de un DEA la probabilidad de salvar su vida se eleva hasta un 80%. Resulta ineludible entonces que los espacios con gran tránsito de individuos, comercios, aeropuertos, empresas e instituciones, campos de deportes y clubes, entre otros cuenten con Desfibriladores y personal capacitado ante una emergencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *