dom. May 26th, 2019

Quién es el contador cómplice de la corrupción K

Hay nombres que se repiten en el entramado de la famosa “ruta del dinero K”, un circuito incontrolable de dinero negro manejado por ex funcionarios y un turbio capitalismo de amigos. Detrás de los hombres del poder están los personajes que se mueven en las sombras y que manejan las cuentas en aparente legalidad y las coartadas ante la ley. Abogados, contadores, asesores, empresarios, socios y testaferros. Hugo Carlos Álvarez fue – y es – un contador muy requerido por funcionarios del kirchnerismo e incluso por miembros de la Ex-SIDE. Su nombre no suena demasiado, pero fue designado síndico del Banco Central en 2009 y nombrado en los medios por trabajar en Hotesur, el negocio hotelero de la ex-Presidenta CFK sospechado de lavado de dinero.

“Nunca me desempeñé como contador, ni desarrollé actividad profesional alguna para Hotesur S.A. Mi trayectoria profesional en el estudio en el que desarrollo mi actividad independiente, en la Ciudad de Río Gallegos, data del año 1980. Forjé una trayectoria que se traduce en una intachable conducta personal y profesional. Fruto de ello, generé una vasta cartera de clientes, entre los cuales cuentan los servicios profesionales que presto a Osvaldo Sanfelice, aproximadamente, desde hace más de 15 años”, aclaró Álvarez en las pocas declaraciones que se le conocen. En aquella ocasión en que los medios publicaron que se desempeñaba como contador de Hotesur, desmintió totalmente aquella versión. Sin embargo, diversos hechos confirman su fuerte nexo con el poder K. ¿Está tan limpio como él mismo sostiene?.

Fue propuesto en 2009 por el Poder Ejecutivo para trabajar como síndico titular del Banco Central de la República Argentina. ¿Favor con favor se paga?. Había hecho méritos suficientes. El archivo consultado del Boletín Oficial de esa fecha muestra la designación propuesta y firmada por el Jefe de Gabinete y el Min. de Economía respectivos (Aníbal Fernández y Amado Boudou).

Álvarez trabajó en las DDJJ de José López, ex-secretario de Obras Públicas, y para el ex-jefe de López, el multi – investigado Julio de Vido. López hoy preso por los sucesos del monasterio y De Vido acusado de enriquecerse ilícitamente y procesado por la masacre ferroviaria de Once. Además, su vínculo comercial con Osvaldo Sanfelice no es un dato menor, siendo un personaje clave en las empresas de la ex-presidenta. Aunque aclara que Sanfelice es un cliente más de su estudio contable. Más coincidencias. En 2007, mediante un intercambio de e-mails entre ellos, se puede corroborar que el contador estrella trabajó en la DDJJ de Héctor Icazuriaga, el ´señor 5´ de la ex-SIDE K por esos años, por cierto muy utilizada para los ´ carpetazos´ y la persecución de opositores. “Problema con la declaración jurada oficina anti corrupción”, era el asunto que motivaba la comunicación con el jefe del servicio de inteligencia de ese período. Casualidad que, desde 2003 en adelante el patrimonio de Icazuriaga se incrementó fuertemente: cuándo llegaron sus jefes políticos tenía declarado $ 74.000. En 2010 había pegado un gran salto: $ 1.600.000, entre esos años hubo compra de inmuebles.

Periodismo y Punto se intentó comunicar con los teléfonos de Álvarez para ratificar o rectificar la información. Atendió una secretaria señalando que “no estaba en la localidad” , aunque advirtió que “no suele responder preguntas”. Entonces sólo quedarán preguntas: ¿cuál es el grado de responsabilidad de este verdadero Pablo Picasso de las declaraciones juradas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *