dom. May 26th, 2019

La verdadera historia de la Madre Alba y sus vínculos con Uruguay

Después de 45 días de la detención de José Francisco López en el convento de las monjas orantes y penitentes de nuestra Señora de Fátima en General Rodríguez, poco sabemos de su Reverenda Madre, fundadora, rectora y alma del lugar. Su vida y sus misterios. La Madre Alba Día de España Martínez Fernández, negada como monja, sus 81 años de consagración a la Iglesia. La inédita foto de la monja cuándo era más joven.

Desde su nombre, que plantea algunas dudas sobre su identidad, ya que el Juez Rafecas la menciona como Alba Día de España Martínez Fernández, y en algunas publicaciones aparece como Alba María Martínez, o simplemente Alba Martínez, todo hasta ahora ha sido una incógnita. La Iglesia y algunos medios han llevado a cabo una campaña para despegar del convento y de sus monjas, aunque en nota anterior Periodismo y Punto dio pormenorizados detalles, al alcance de la mano de cualquiera, que demuestran que son parte de esa Iglesia.

Lo cierto es, que siendo casi un fantasma en Argentina, donde los sitios de búsqueda no arrojan ningún resultado sobre la fundadora de la Orden – Alba Martínez – , este portal accedió a su historia de vida, confirmada por el miembro de la familia misionera, laico consagrado de Uruguay, Guillermo Sosa.

Su pasado sólo está vinculado a una vida consagrada a la Iglesia Católica por más de ochenta años. Nació en Uruguay en 1921, a los catorce años entró al noviciado de la Congregación de la Divina Misericordia, fundadora de una escuela en Las Piedras, del vecino país, llegó a superiora de esa Congregación de la Divina Misericordia y fue maestra de novicias. Ya en argentina, trabajó como enfermera en distintos hospitales de la Provincia de Buenos Aires, como el de Cañuelas o Baradero, y fue directora y representante legal de la Congregación en Lomas del Mirador. Hace 30 años, de la mano del Obispo Di Monte, cumplió su sueño de fundar su propia Congregación, la de las monjas Orantes y Penitentes de Nuestra Señora de Fátima, por haber sido ya superiora de la Orden de la que procedía, y haber sido maestra de novicias.

Hoy tiene 95 años y también es una gran duda su verdadero estado de salud, se cuestiona su lucidez y su capacidad cognitiva y auditiva para prestar declaración, sin embargo, la noche de la detención de José López, se comunicó 11 veces con la esposa de este, cuyo móvil termina en 0175, desde su propio móvil, terminado en 6402. Datos estos consignados en la página de la red social del ex Vice Ministro de Uruguay y representante ante la ONU Jorge Eduardo Azar. Este plantea además, la posibilidad de que en los numerosos viajes del Fatimóvil a Uruguay se llevaría dinero.

Dio una entrevista radial dónde se la escuchó segura, ubicada en tiempo y espacio y contundente: “López dijo que robó para terminar el convento”

Guillermo Sosa, de la familia misionera en Uruguay, sigue sin aportar datos sobre el lugar dónde funciona en Montevideo la Orden, aunque dice que si la madre Alba se comunica con los sacerdotes del vecino país y los instruye a dar datos, lo harían. El mismo que para la nota anterior dijo que Madre Alba guardaba absolutos votos de silencio en público. Lo cierto y concluyente que es que se cae el relato de las “ no mojas” que se ha intentado imponer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *